Columnistas

Venezuela irredenta

Lo que más temen los venezolanos es que el estado de salud del comandante se va deteriorando

La Razón / José Gramunt de Moragas

00:51 / 10 de octubre de 2012

Como en cualquier elección, las que se llevaron a cabo el pasado domingo en Venezuela se saldaron por muy poca diferencia con la victoria de Hugo Chávez. El mandato presidencial en Venezuela dura seis años, salvo algún golpe de Estado, que abundaron en la historia venezolana. El presidente boliviano, Evo Morales, mostró su gran satisfacción porque “el hermano comandante es garra de nuestra posición antiimperialista”.

En su edición del pasado 8 de octubre, el periódico francés Le Monde califica al Gobierno del “comandante”, como “tiránico”. En efecto, son conocidas sus decisiones dictatoriales, tales como la arbitraria expulsión de funcionarios públicos y la clausura de medios de comunicación desafectos al régimen chavista. Mientras las cosas sigan como hasta ahora, no confío en que Venezuela continuará irredenta.

Una de las experiencias de estos comicios fue la confirmación (por si hiciera falta) de que la unión hace la fuerza. Este caso hay que aplicarlo al perdedor, Henrique Capriles, quien, gracias a ser el único candidato de los partidos opositores, logró pisarle los talones a Hugo Chávez, lo cual no es poco si se tiene en consideración el hecho de que el comandante, jugaba con los ases de la baraja: del poder político, tales como los militares, más una guardia pretoriana de la milicias armadas que organizó en vísperas de los comicios, y por si acaso, otra de sus ventajas fue la corrupción consentida por el gobierno de Hugo Chávez que, como nadie ignora, facilita la compra de conciencias y de votos. Capriles, joven (40 años) no contaba con ninguna de estas ventajas.

No obstante, Capriles será una piedra en el zapato que fiscalizará severamente al autócrata militar, acostumbrado a gobernar Venezuela como su propia hacienda, así como también le seduce decir lo que se le antoja, aunque sean groserías.

Con quien sí que tendrá que conversar Capriles es con su vecino el presidente colombiano, Juan Manuel Santos. No sería aceptable que, mientras éste ha emprendido una audaz carrera de terminar con la narcoguerrilla de las FARC, el régimen de Caracas continuara amparando a guerrilleros colombianos. Es sabido que el gobierno de Chávez hizo la vista gorda ante la presencia de guerrilleros en territorio venezolano. Por ejemplo, permitió que el capo narcotraficante se afincara en Venezuela.

Pero lo que más temen los venezolanos es que el estado de salud del comandante se va deteriorando. La previsión que se hacen, tanto partidarios como opositores es que la salud del presidente electo corre contra el tiempo. Con estos antecedentes por delante, mi modesto pronóstico es que Chávez durará poco en la presidencia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia