Columnistas

Ver otra vez

A pesar de su base literaria, ‘Blade Runner’ tiene un guión impecable llevado a la imagen con maestría

La Razón / Ana Rebeca Prada

00:02 / 26 de septiembre de 2012

Vale la pena ver otra vez Blade Runner, que cumple este año 30 años de vida. Muchos de nosotros habíamos visto el montaje original de 1982. Y ya entonces la cinta de Ridley Scott resultaba fascinante. Ahora contamos con el montaje final (Final Cut) de 2007, la versión definitiva del director. Ésta constituye una experiencia realmente importante para los amantes del cine y ni qué decir para los del cine de ciencia ficción.

Recordemos que esta película, un clásico en su género, está basada en ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (1968), novela de Philip K. Dick. Los guionistas realizaron un trabajo muy libre so-bre la novela, extrayendo personajes que son capitales a su estructura y borrando, además del contexto postapocalíptico, la trama religiosa y algunos elementos huxleyianos de hedonismo futurista. En todo caso, y a pesar de la distancia significativa con su base literaria, la película tiene un guión impecable, llevado a la imagen con absoluta maestría por Scott. Si la novela de Dick estaba aún muy conectada con la novelística de ciencia ficción de maestros como Huxley, Orwell, Zamyatin y Bradbury, el guión y la imagen de Blade Runner están ya fuertemente vinculadas al cyberpunk, una de las vertientes más fuertes del género desde los 80’.

El diseño artístico de la película, el trabajo con la luz y la oscuridad, los efectos especiales, la construcción de personajes y la dirección de actores apuntan a una obra cinematográfica de primer orden. Ni qué decir cuando a todo ello se suma la música compuesta por Vangelis.

Hay un clima opresivo, oscuro, asfixiante en la megalópolis en cuyo fondo pulula una humanidad ultra diversa y heterogénea, claramente excluida y separada de los pocos que habitan los sofisticados edificios de las ricas corporaciones, dueñas de la tecnología (à la Metrópolis). Esta tecnología tiene que ver específicamente con la construcción de androides cada vez más cercanos a lo humano. El hombre está colonizando otros planetas, y la corporación provee a las colonias de androides esclavos.

Algunos de ellos escapan a la tierra, probando su capacidad de discernimiento, de rebeldía. Rick Deckard (Harrison Ford) es un caza androides (hostil miembro del grupo policial de blade runners), y la película, en últimas, es la historia de esta caza. Lo interesante es que este hábil cazador se encuentra con su presa (androides de última generación) y su mundo comienza a tambalear cuando aquello que era mero blanco para sus tiros certeros se va convirtiendo en objeto de deseo, en complejas experiencias humanas.

Scott logra generar con la imagen y la música, en este híbrido de ciencia ficción y cine negro, un producto altamente poético también, que reconfiguró el cine sci fi para siempre.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia