Columnistas

Vínculos interoceánicos

Sin un arreglo del problema marítimo, vanos serán los intentos de crear vías intercontinentales.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Prudencio Lizón

00:14 / 07 de septiembre de 2016

El Ministro de Transportes insiste machaconamente en la construcción del corredor ferroviario bioceánico que uniría el puerto de Santos de Brasil con el puerto peruano de Ilo. Hasta logró que el Secretario General de Unasur se comprometa a impulsar dicha obra. Pero, por lo visto, no ha analizado los serios problemas que acarrea esa gigantesca construcción.

Primeramente cabe señalar que ya existe un acuerdo entre Brasil y Perú para construir un ferrocarril semejante, pero sin pasar por un tercer Estado. Y se supone que por su enorme costo, ellos no se preocuparán de la edificación de otra línea ferroviaria antes de que se concluya la anterior.

En segundo lugar, se debe tomar en cuenta que se requiere la autorización chilena para la construcción de un ferrocarril de Bolivia hacia Tacna e Ilo, de acuerdo con el Tratado chileno-peruano de 1929. Ese convenio determina no solo la anuencia de las dos partes para la cesión a un tercer país de todo o parte del territorio de Tacna y Arica, sino también para la construcción de nuevas vías férreas internacionales a través suyo. En consecuencia, solamente se podría conseguir la aprobación chilena si es que también se construyese un ramal hacia un puerto chileno, principalmente el de Arica.

También es necesario estudiar el enorme costo que devendría una construcción tan importante. Y Bolivia deberá erogar la parte correspondiente a su territorio, es decir, de Puerto Suárez a Tacna. Dicho monto no sería menor a unos $us 10.000 millones.

Por último, lo más importante, ¿qué ganaría Bolivia con la instalación de semejante obra transcontinental? Se supone que Brasil cargaría en su territorio miles de toneladas de grano en el ferrocarril para llevarlas al Pacífico. Y esta carga, sin detenerse en Bolivia, llegaría al puerto de Ilo, donde se la descargaría con destino a ultramar. Lo mismo sucedería con las importaciones brasileñas por dicho puerto. Ellas se cargarían en Ilo y luego serán trasladadas a Brasil sin parar en Bolivia. En otras palabras, esta línea interoceánica sería un verdadero tren fantasma para el país, el cual solo podría percibir alguna ganancia con el precio del transporte. Además, éste sería cobrado tanto en Brasil como en Perú.

Solo en caso de que se llegara a un entendimiento con Chile sobre nuestra salida al mar, el ferrocarril tendría valor para Bolivia. Porque en ese caso, nuestro país contaría con un puerto al norte de Arica, el cual, junto con los puertos de Arica e Ilo, recibiría la enorme carga de granos procedente de Brasil.

Existe además otra vinculación interoceánica, la carretera que prevé unir Brasil con los puertos del Pacífico a través de Bolivia. Para su inauguración se había previsto una reunión en Santa Cruz de la Sierra, de los gobernantes de Bolivia, Brasil, Chile y Perú, la cual debió llevarse a cabo el 5 de abril de 2013. Pero se enfriaron las relaciones con Chile, y el presidente Morales ya no tuvo interés en efectuar una ceremonia de iniciación de la misma. Además, tampoco estaba interesado en que la carga brasileña llegara a puertos chilenos.

Sabemos por otra parte que la demanda boliviana en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) solo tendrá verdaderamente valor cuando los gobiernos boliviano y chileno se hayan acercado. De otro modo será un saludo a la bandera, porque ni La Haya ni ningún organismo internacional pueden obligar a Chile a ceder parte de su territorio. Un dictamen positivo de la CIJ sobre nuestro problema marítimo podrá ser altamente beneficioso para el país, siempre que se busque, mientras tanto, superar la tensión subsistente entre los dos gobiernos. Ya lo dijo nuestro agente en La Haya, debemos evitar deliberaciones y polémicas a través de los medios de comunicación, que solo perjudican a los intereses de los dos países e impiden que se llegue a mutuos entendimientos. En consecuencia, sin un arreglo del problema marítimo nacional, vanos serán los intentos de crear vías intercontinentales que conecten el Brasil con el océano Pacífico a través de Bolivia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia