Columnistas

Un acuerdo social por la niñez

Decretar esta acción no sólo es bueno para la niñez, sino también para la democracia en Bolivia

La Razón / Marcoluigi Corsi

00:49 / 13 de enero de 2012

El presidente del Estado, Evo Morales, promulgó la Ley 214 aprobada por la Asamblea Plurinacional el 28 de diciembre, la cual instituye el 2012 como “Año de la No Violencia Contra la Niñez y Adolescencia en el Estado Plurinacional de Bolivia”. Esta ley reconoce que niños y niñas son personas con derecho a ser tratados con dignidad y respeto. El acto de promulgación se realizó el Día de Reyes en el Palacio Presidencial. Unicef felicita esta iniciativa y la considera un lindo regalo para la niñez y una buena manera de iniciar 2012 para el país.

La Red Parlamentaria por la Niñez y la Adolescencia, integrada por diputados y senadores de diferentes partidos políticos representados en la Asamblea, propuso la ley. Comenzar un año de esta manera no sólo es alentador, sino que es un punto de partida para construir un acuerdo social y político que garantice el reconocimiento social de la niñez, y un motivo ético y moral para que bolivianos y bolivianas trabajen juntos en pro del fortalecimiento de la institucionalidad social,  y de un futuro donde reine la paz y el bienestar en favor de la niñez.

Investigaciones realizadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y Unicef concluyeron que en Bolivia existe una alta tolerancia hacia el castigo físico y psicológico. En el 83% de los hogares se practica el castigo como mecanismo para “educar” a la niñez, lo que equivale a 1,2 millones que alguna vez fueron agredidos físicamente y un millón emocionalmente.

Según el Índice de Desarrollo de la Infancia, Niñez y Adolescencia, el riesgo de que este sector sufra violencia en el hogar asciende al 55% del total de la población. Mientras que en la escuela, el 60% de los estudiantes fue alguna vez  maltratado.

Esta ley representa un marco institucional para asegurar que el reconocimiento de la niñez y el buen trato sea internalizado por la sociedad. Por ello, convoca a todos los órganos del Estado, incluyendo gobernaciones, municipalidades y comunidades indígenas originarias a asignar  recursos y a ejecutar políticas y estrategias. También exige la evaluación de su cumplimiento. Ésta es una oportunidad para que Bolivia estructure una política pública en favor del cambio cultural en pro de la niñez y establezca mecanismos interinstitucionales e intersectoriales.

La violencia es un síntoma, expresa situaciones de desintegración social y reproduce concepciones de crianzas tradicionales, patriarcales y adultocentristas equivocados. Las familias y la sociedad en su conjunto conviven con la violencia. La prensa informa sobre terribles historias de abandono, violencia, abuso y explotación con casos cada vez más frecuentes de muerte. Muchas veces los perpetradores quedan impunes, por ello la importancia de consolidar un sistema de protección de derechos con la participación pública y privada.

Adoptar esta política y organizar este sistema de protección va más allá de un programa específico, supone una acción mancomunada de todas las instituciones y de la sociedad, que evite y atienda semejante agresión contra la  niñez. Una política estatal conlleva la decisión firme de atender un problema como la violencia, y esto es posible a partir de programas interministeriales. Implica educar a las familias, a maestros y a las autoridades a fomentar un nuevo tipo de crianza basado en relaciones democráticas, el respeto, la comunicación y la participación de los propios niños y niñas para que se respeten entre sí y comuniquen cuando son agredidos.

Significa sensibilizar para que los adultos no dejemos que se den más situaciones de violencia, siendo vigilantes y denunciándola, practicando métodos pedagógicos incompatibles con el castigo. Asimismo, una política plantea el compromiso de todos para garantizar el cumplimiento de este marco ético y moral basado en una convivencia en paz y el buen trato. Por esta razón, decretar esta acción no sólo es bueno para la niñez, sino también es bueno para la democracia en Bolivia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia