Columnistas

La agenda Zapata

El fin último parece ser hacer un uso de los mensajes para beneficio de la línea política

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Iturri

01:11 / 15 de abril de 2016

Que a la señora Gabriela Zapata le gustan las fotos no cabe la menor duda. Salió en portadas de revistas y en suplementos pagados, y luego hizo que su compinche, alias “la tía”, entregara a la prensa unas fotografías que, photoshop incluido, estuvieran en conversación en los almuerzos de la mayor parte de las familias bolivianas.

Pero no resulta extraño que “coincidentemente” con el “agendamiento” de temas de importancia nacional como el Silala, la Cumbre de Seguridad Ciudadana o la visita al papa Francisco, salgan a la luz nuevos escándalos que parecerían ser elegidos exprofeso para distraer a la población hacia el morbo y la espectacularidad.

Para eso usan la figura de Zapata y la prensa opositora, cuya única razón de existir es buscar el pelo en la leche para arremeter contra el Gobierno, señala siempre que se trata de la expareja del presidente Morales, categoría poco precisa, pues exparejas tenemos muchos.

De esta manera, todo parece indicar que Gabriela Zapata, corrijo, los asesores mediáticos de la señora en cuestión han planificado “contraagendar” al Gobierno. Usan para ello una evidente tendencia exhibicionista de la exgerente de la empresa china CAMC y la necesidad de la espectacularidad de los medios que necesitan tener rating. Y esta telenovela tiene de todo: traición, sexo, poder y dinero. Claramente esto durará un tiempo más, y luego el tema será superado. Como en la obra Chicago, llegará algún momento en que otro escándalo tomará las primeras páginas y santas Pascuas.

Solo quiero resaltar que pasmosamente el Gobierno se deja arrebatar la primera plana por las fotos de una señorita en ropa interior. Y los ciudadanos nos dejamos llevar por la banalidad y el chisme, y atendemos poco a lo que realmente interesa al país.

También estoy convencido de que a los asesores mediáticos de la señora en cuestión poco les importa si ella sale o no bien librada. El fin último parece ser hacer un uso de los mensajes para beneficio de la línea política. Así, doña Gabriela puede seguir inculpándose, pero ése ya es problema de ella.

La señora podría defenderse de otra manera. Podría presentar al niño y decir dónde lo tenía; y si habría salido al exterior, con qué papeles. En fin, tendría que intentar probar que no cometió secuestro y podría pretender demostrar de dónde proviene el dinero de sus cuentas. Todo el resto es cortina de humo. Eficiente para distraer a ilusos, pero al tiempo ineficaz, por banal y pasajero.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia