Columnistas

El aire de la ciudad

El principal emisor de la contaminación ambiental en las ciudades es el parque automotor

La Razón / Patricia Vargas

02:27 / 16 de mayo de 2013

Actualmente el interés por mejorar la calidad del aire forma parte de los planes de los gobiernos municipales en la mayoría de las ciudades, pero no así la obligación de su cumplimiento. Esto pese a que es de conocimiento general el daño que sufren el entorno y la salud de la población como consecuencia de la contaminación atmosférica, que incluso, según expertos, puede derivar en la muerte prematura de los ciudadanos.

México es una de las urbes más contaminadas del mundo, sin olvidar a Pekín, El Cairo, Moscú, Los Ángeles, entre otras. En la capital mexicana, desde hace años se efectúan campañas sobre la necesidad de recuperar el aire limpio. A su vez, la población, como medida de protesta por la contaminación, hace un año puso tapabocas a varios monumentos públicos. Esto porque en 2012, 328 días (el 90%) representaron un riesgo para la salud pública por el aire contaminado con dióxido de azufre y carbono, según ciertos escritos.

Así, el establecimiento de ciertas limitaciones ha llevado a muchas ciudades a crear un sinfín de programas urbanos, que se basan en dos aspectos básicos. Uno referido a la “reducción” de la contaminación ambiental; y el otro, al “mejoramiento” del aire. Este último es promovido por algunas metrópolis europeas, que exigen nuevas legislaciones, pero también crear instrumentos financieros de apoyo. Lo novedoso de esos proyectos es que buscan un cambio de actitud cotidiano en la ciudadanía. Por ejemplo, se alienta el hábito de desplazarse a pie por las calles y avenidas, así como el reforzamiento del cuidado de la naturaleza.

En La Paz, el tema del aire limpio se aborda durante ciertos meses del año. Y es que no es una tarea sencilla crear conciencia, ya que persisten ciertas costumbres arraigadas como las de San Juan, con el encendido de los fuegos artificiales y alguna que otra fogata; lo propio ocurre con el chaqueo anual de tierras destinadas al cultivo, que dura de dos a tres meses, y cuya humareda invade las áreas urbanas. Sin embargo, en la actualidad el principal y mayor emisor de la contaminación ambiental es el parque automotor, que durante 365 días intoxica el aire de la ciudad.

A propósito, datos publicados estiman que más del 70% de la contaminación atmosférica en esta urbe proviene de los vehículos, lo que tiene un impacto visible y de gran significado. De igual manera, afirman que en invierno la capa de aire caliente asentada en la parte superior de la atmósfera impide de algún modo la fuga de los agentes contaminantes hacia el espacio, evitando con ello su rápida dispersión. Esta situación resulta preocupante y poco esperanzadora no por una obsesión con el futuro, sino por el ahora.

Con todo, no cabe duda de cuán importante es la tarea de información para sensibilizar sobre el cuidado del aire de nuestra ciudad, que debería realizarse no sólo algunos meses sino todo el año. Y si bien aún podemos disfrutar de maravillosos días de cielo azul en invierno (lo que para muchos visitantes es motivo de asombro y aprecio), nada nos garantiza que el aire que se respira esos días en la urbe es limpio.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia