Columnistas

La amplitud del Frente Amplio

UN representó desde su fundación, en 2003, un salvataje para las élites en crisis

La Razón (Edición Impresa) / Tribuna - Carlos Ernesto Ichuta Nina

03:48 / 20 de marzo de 2014

En el plano de los códigos y los símbolos políticos que, contrario a lo que se supone, deben ser confusos porque un mensaje debe tener la capacidad de llamar la atención tanto del pobre como del rico, haciendo así que los intereses particulares se desplacen desde sus emisores bajo el ropaje de “intereses sociales”, llama la atención que los opositores que aspiran a competir en las elecciones hagan uso de ellos de manera muy pedestre, expresando con ello otra de sus debilidades ante la fuerza hegemónica vigente.

Es el caso del Frente Amplio, que en el nombre parece llevar la penitencia, ya que los rasgos que lo van definiendo representan un cúmulo de estrecheces que a medida que va pasando el tiempo no permiten avizorar su amplitud en términos ideales.

En primer lugar, pese a la militante labor de Samuel Doria Medina, a quien se le debería reconocer su empeño por conformar el Frente Amplio, el partido que lidera, Unidad Nacional (UN), como él, no ha podido consolidarse, pues su falta de aceptación popular se ha revelado en todas las contiendas en las que participó, al no poder superar el 8% de la votación, tanto que actualmente UN no gobierna ninguna alcaldía ni controla ninguna gobernación. De hecho, el partido surgió en un estado de agudización de la crisis de unidad del país en el que irónicamente no encontró mucho sentido, al menos electoralmente.

En segundo lugar, ello se debe a que UN representó desde su fundación, en 2003, un salvataje para las élites que en el momento de aquella grave crisis vieron también ahondada la crisis del sistema de partidos. UN se convirtió así en un tipo de partido criollo: el partido-reciclaje y hoy el Frente Amplio representa una extensión de esa condición, pues, en su intento de no caer en la inercia de UN, ha procedido a reclutar a personajes críticos del Gobierno y a hacer visibles a representantes de la vieja clase política. Pero si bien en este amasijo diverso esa alianza parece encontrar su sentido, que deriva si no en un embrollo ideológico al menos en un estrecho posicionamiento purista que se puede identificar como “centro”.

En tercer lugar, en un escenario en el cual la práctica democrática del Gobierno ha sido (circunstancialmente) cuestionada, el Frente Amplio ha definido como método de selección de sus candidatos a la técnica de la encuesta, caracterizada por su estrechez para el recogimiento de percepciones y valoraciones políticas, pero opuesta a cualquier mecanismo de competencia democrático, como una primaria; además, permite medir popularidades y no necesariamente capacidades.

Quizá por ello, han manifestado su interés por participar de la encuesta Doria Medina; Germán Gutiérrez, del Frente Socialista y Pacto de Integración Social; José Antonio Quiroga, del Colectivo Izquierda Democrática; Jimena Costa, que solía fungir como analista; Erick Morón, jefe de una fracción del emenerrismo, y Rafael Quispe.

En cuarto lugar, precisamente Quispe, en una interesante entrevista publicada por La Razón (09-03-2014), devela otra estrechez en la que el Frente Amplio podría incurrir, pues su visión del frente es la de un campo político en conflicto. En virtud de ello, Quispe asume que “el Frente Amplio son los culitos blancos; necesitamos indígenas”, porque “solamente un indio sacará al indio del Palacio”, aunque si ello no llegara a suceder, a la firma del acuerdo con Doria Medina, Quispe exigió el 20% de las candidaturas legislativas (25-02-2014).

Ante eso, más allá de que la encuesta aparezca como un medio de evitación de que otros frentes tomen el control del Frente Amplio, la cuestionable amplitud de éste tendrá que someterse a veredicto y ello sí o sí, por medios democráticos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia