Columnistas

Un año diferente

Anota tus sueños, haz una lista de nuevos hábitos, inventa, intenta: haz de 2014 un año diferente.

La Razón (Edición Impresa) / Gabriela Ichaso Elcuaz

00:04 / 02 de enero de 2014

Los últimos días de diciembre prepárate para comenzar el Año Nuevo como si fuera cualquier día, pero el que sigue. Si tienes una agenda o una cuaderno de notas, repasa lo propuesto a comienzos y a lo largo de 2013, rescata los eventos destacados, los momentos importantes, las fechas significativas, los números y las direcciones anotados en cualquier página, lo que hiciste y lo que quedó pendiente.

Estrena un cuaderno nuevo o una nueva agenda: traslada tus datos importantes, los pendientes que creas posible darles una nueva oportunidad; piensa y elige propósitos personales, familiares, laborales, sociales, culturales, académicos, económicos, colectivos, individuales: tu política. Anota sueños: inmediatos, locos, casi imposibles, sueños de niñez, sueños de vejez, sueños de vida. No se trata de realizarlos, sino de no perderlos en la rutina, de atesorarlos, cultivarlos, renovarlos, impulsarlos.

Haz una lista de nuevos hábitos: para alimentarte, para efectuar tus compras con más conciencia, para ejercitar tu cuerpo, para ejercer tu responsabilidad, tu derecho, tu deber como parte de muchos mundos en uno, donde no estás solo. Arma una maceta. Siembra flores, plantas aromáticas o, si tienes patio o jardín, un pequeño huerto que cuides personalmente. Déjate hacerte elegir por un libro o varios, llévalo al banco, a la consulta, a los trámites, a cualquier lugar que te signifique espera o “tiempo perdido”. Verás lo agradable que resulta evadirse por las historias leídas.

Piensa en familiares que has visto poco, que no has visitado, evocarlos te hará sentir bien. Evoca también amigos y amigas de antes, de siempre, de poco ver y de quienes te gustaría saber de su vida o contarles, compartirles la tuya, pedirles perdón o simplemente decirles te quiero. No importa si están lejos, si no los ves hace mucho. Anotar en el nuevo año es recordar afectos, volver a querer.

Proponte deshacerte de grupos que quitan tiempo o hacen que lo pierdas, chismeando o compartiendo cuestiones sin trascendencia, sea en la vida virtual (WhatsApp, FB, etc.) o en la real; con tiempo para la soledad, para los hijos, para la pareja. Camina más. Deja el auto un poco más lejos. Averigua las novedades de tu barrio: parque, plaza, biblioteca, negocio de vecinos. Visítalos siquiera una vez, y mejor si te inmiscuyes en alguna actividad: sé mejor vecino.

Pregúntale a los tuyos qué sueñan, qué se proponen en 2014, qué quisieran: lo más probable sea que disfrutes de saber cuántas cosas puedes hacer con tu familia, cuando creías que los niños preferían la computadora o el celular. Reúnete con tus padres, tíos y abuelos en tu mesa o en tu patio algo más seguido y sin ningún motivo en particular.

Anda por el correo postal. Seguro encontrarás una tarjeta para alguien que se sorprenderá de recibir; y más aún, te sorprenderá cuando toquen tu timbre y llegue otra de vuelta.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia