Columnistas

¿Y qué es del autor?

En Bolivia no se puede tocar música de dominio público sin pagar, como en el resto del mundo

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Vargas

00:08 / 19 de octubre de 2014

Los tiempos han cambiado. En el mundo de las artes los conceptos de originalidad, de autoría y de definición de quién ha “creado” qué están tambaleándose en el ámbito mundial. Los conceptos de cultura abierta, de derechos compartidos y la cultura del remix han sacudido a la industria cultural, en la que los artistas recrean, remodelan, parodian, versionan... y en estos campos su trabajo se reconoce.  

Comprender esto es complicado en un país como el nuestro, donde mantenemos normativas inverosímiles, como que no es posible ejecutar obras de dominio público, como la música clásica, sin pagar derechos, tal como ocurre en el resto del mundo.

Con pena, amigos de una estudiantina me contaron que no iban a realizar un tradicional pasacalle —forma musical de ritmo vivo y de origen popular español que se interpreta en la vía pública— porque la Sociedad Boliviana de Autores y Compositores de Música (Sobodaycom) les pidió pagar Bs 1.000 por tocar y cantar Clavelito, Ay Zandunga y otras canciones del acervo popular, a cuyos autores incluso se desconoce.

En un encuentro con los artistas en la última versión del Mercado Cultural, la sociedad de compositores Sobodaycom (entidad privada que tiene el aval de la Ley nacional 1322 para realizar estos cobros y a la que hay que afiliarse como miembro)  mostró predisposición para dialogar sobre los distintos conceptos de derechos de autor y de ejecución.

Acto seguido, el ente trabajó de cerca con el proyectista de la ley, el concejal Jorge Silva (MAS), para la creación de una autorización municipal con pago previo de los derechos de ejecución pública por la ejecución mecánica y emisión de obras musicales. Según Silva, esta norma “busca reducir el abandono que sufren los artistas bolivianos por parte de los diferentes niveles de gobierno” y que la ley nacional de derechos de autor “al ser promulgada en 1992, bajo el modelo centralista, no satisface las necesidades de los autores en los municipios”. Muy diferente fue la reacción de los creadores e intérpretes, que se sintieron afectados, y se reunieron con autoridades ediles, las que frenaron la ley para entablar el diálogo.

Es así que la Red Telartes y el Colectivo Bolivia Cultura Libre ha convocado a artistas, gestores, productores de espectáculos y público para discutir no solo la legislación municipal, sino la de Derechos de Autor, la Ley del Artista, y la Ley de Culturas. En el portal www.telartes.org.bo está un manifiesto sobre el tema.

Este es un momento capital para entender y delinear las reglas del juego en el campo artístico, y es crucial la participación de todos los artistas para definir su situación en el país.

Es periodista de La Razón.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia