Columnistas

La barrera de los 50 dólares

De continuar esta tendencia, varias previsiones pesimistas podrían quedarse cortas para este año.

La Razón (Edición Impresa) / Omar Rilver Velasco Portillo

23:45 / 01 de junio de 2016

Después de casi siete meses, el precio del petróleo ha vuelto a coquetear la barrera de los $us 50 por barril. En febrero de 2015 su valor marcó el nivel más bajo de los últimos 13 años: $us 26,2 por barril, y desde entonces no había sido objeto de tanta noticia. Sin embargo, en los últimos meses el precio del crudo se recuperó, y este año se situó en torno a los $us 37,3 en promedio. De continuar esta tendencia, varias previsiones pesimistas podrían quedarse cortas para este año. Por ejemplo, el Fondo Monetario Internacional pronosticó un precio de $us 34,8 por barril; mientras que el Banco Mundial elevó en abril su proyección de $us 37 a 41, y Goldman Sachs en su última revisión de mayo propuso un precio de $us 45.

Detrás de la subida del precio del petróleo está, por el lado de la oferta, la reducción de la producción en Canadá por incendios forestales, ataques a instalaciones petrolíferas en Nigeria, menores reservas y el cierre de plataformas estadounidenses. Por el lado de la demanda, el alza se debe a mayores compras chinas e indias (por mayor capacidad de refinación en el primer caso y menor producción nacional en el segundo), que están aumentando sus provisiones de combustibles fósiles aprovechando el menor costo de importación, más que por un aumento real del consumo, puesto que los beneficios del menor precio no se traspasaron plenamente a los consumidores. Además, el incremento de la producción iraní ha tenido menos efectos de los esperados. Adicionalmente, la depreciación del dólar contribuyó al alza de los precios de las materias primas en general.

Si bien el comportamiento reciente del valor del crudo obedece a factores coyunturales de restricción de oferta de corto plazo y aumento no previsto en la demanda, es muy temprano para anticipar una recuperación sostenida. En el mediano plazo, resta que la demanda mundial pueda acomodarse a un crecimiento mundial en recuperación y que el efecto de las menores inversiones en el sector petrolero y la declinación de campos existentes contribuyan a reducir la sobreoferta global, lo que sí garantizaría estabilidad de precios.

La barrera de los $us 50 por barril es más bien un hecho simbólico que deja algunos mensajes. No se puede continuar produciendo crudo a precios extremadamente bajos. Aparentemente el precio habría tocado fondo y su tendencia debería ser alcista, aunque moderada. La oferta parece que se ajusta más rápidamente al precio de lo que inicialmente se pensaba. Todavía hay espacio para que crezca la demanda mundial de crudo.

Entre los principales riesgos a corto plazo contra esta tendencia alcista está el anuncio de la reducción de importaciones iraníes desde la India, resultado de las presiones diplomáticas estadounidenses realizadas en Nueva Delhi; los anuncios que haga la OPEP luego de su reunión del 2 de junio; y principalmente la amenaza de un posible incremento en las tasas de la Reserva Federal de EEUU (FED) en su próxima reunión el 16 y 17 de junio. Si bien la probabilidad de una subida de tasas es aún baja, en los últimos días se han registrado resultados mixtos sobre el desempeño de la economía más grande del mundo, lo que podría impulsar a adoptar esa decisión. Al parecer la preocupación inmediata de la FED no se encuentra en controlar la inflación, sino en estimular el crecimiento. Una subida de tasas podría estimular el crecimiento norteamericano originado por el masivo retorno de capitales y empujar las inversiones. Esta decisión también debe sopesarse en un momento en el que las elecciones presidenciales están cada vez más cercanas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia