Columnistas

Un buen 2017 y un mejor 2018

Todo parece indicar que la economía se prepara para un nuevo impulso de crecimiento elevado.

La Razón (Edición Impresa) / Omar Rilver Velasco Portillo *

00:00 / 25 de diciembre de 2017

La economía continuó mostrando un buen desempeño a lo largo del año. Pese a que la velocidad de crecimiento se redujo temporalmente en los primeros meses, debido a factores externos de demanda que mermaron nuestras exportaciones (minerales e hidrocarburos), en el segundo semestre éstos se atenuaron, seguidos de un repunte de la inversión pública y la sostenida expansión del crédito al sector privado. Con ello, el PIB fácilmente superará el 4%, aproximándose a una tasa similar a la de 2016. De mantenerse esta tendencia, el promedio de crecimiento entre 2006 y 2017 se situará en 4,9%, el segundo más alto de la región en 12 años continuos, constituyéndose Bolivia en una economía exitosa durante el ciclo de precios altos de las materias primas así como en el de bajos.

La inflación finalizará por debajo del 3%. Aquí unos comentarios. Algunos economistas del ámbito local se han colgado de este número para conjeturar signos de desaceleración. ¿De dónde sale esta afirmación? Se esperaría que a corto plazo, cuando las empresas no pueden vender, estoquen, dejen de contratar nuevos empleados o despidan los eventuales. A mediano plazo el ajuste de precios es inevitable. Las empresas se ven inducidas a bajar precios para estimular la demanda de sus bienes o tienen que salir del mercado.

Nada de esto ha pasado en Bolivia. El índice de precios al consumidor continúa creciendo, pero a un ritmo menor. Solo una de las 12 divisiones (transporte) muestra una variación acumulada negativa temporal a noviembre (-0,5%), pero que se corregirá en diciembre por la estacionalidad de fin de año. La inflación es positiva en todos los departamentos y los indicadores subyacentes de inflación (menos volátiles) exhiben una variación inclusive mayor al IPC total. El ritmo de facturación del IVA, del IT y del ICE denotan que las ventas en supermercados, establecimientos económicos diversos y restaurantes se incrementan cómodamente, y se estima que la tasa de desempleo llegará a niveles prácticamente similares a la gestión pasada. Entonces, la hipótesis de desaceleración resulta injustificada.

En los 10 primeros meses del año el crecimiento de las exportaciones en un 8% es significativo, porque se trata de dejar atrás dos años continuos de variaciones negativas. A pesar de que las importaciones mantienen su dinamismo, el déficit comercial será menor al observado en 2016. El precio del petróleo superó la barrera de los $us 50 de forma sostenida en el último cuatrimestre, y la tendencia es que siga subiendo en 2018, al igual que el del resto de las materias primas. Lo anterior, sumado a la recuperación de la demanda externa, impulsará la corrección gradual del balance externo, y las reservas internacionales ya muestran señales de corrección y continuarán acumulándose el próximo año./content/edit/LRZNWS20171224_0022

Dediquémosle unas cuantas líneas al sector financiero. La cartera crece a un destacable 13%, mientras que los depósitos se incrementarán en un 10% hasta fin de año, porcentaje mayor que el del pasado año. El crecimiento de los depósitos está respaldado en la mejora de los ingresos de la población. Las diferentes denominaciones de dinero primario y secundario también presentan tasas superiores a 2016, lo que denota una mayor demanda de dinero para realizar transacciones en la economía doméstica.

El impulso de la economía estuvo liderado por las medidas del ente rector de las finanzas públicas, a través de la inversión estatal, la continuidad de las políticas sociales y la expansión vigorosa del crédito privado, que se estimuló en coordinación con el BCB. Con una tasa de crecimiento económico mayor a la inflación; un balance comercial menos desfavorable; la continuidad de las políticas internas, que están garantizadas, y un sector externo en franca recuperación, todo parece indicar que lo peor del contexto externo negativo ya tocó fondo en 2016 y que la economía se prepara para un nuevo impulso de crecimiento elevado.

* es economista, docente de la UMSA, servidor público del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia