Columnistas

La caída del imperio

La principal restricción de la economía estadounidense es su déficit de energía

03:14 / 12 de octubre de 2013

Desde hace mucho vengo escuchando el discurso de que el imperio está en decadencia, que no resiste más sus contradicciones y que pronto caerá. Aunque evidentemente la influencia económica de Estados Unidos se ha visto reducida en las últimas décadas, de tener una participación en la creación de la riqueza mundial que representaba cerca de un 30%, hoy ésta se ha visto reducida a un 25%; sin embargo, inferir de ello que dejará de ser la primera potencia económica mundial, considero que no corresponde a una proyección mínimamente sensata, sino simplemente a los deseos de aquellos que sienten animadversión por el país del norte.

Desde el punto de vista contrario, el destacado profesor de ciencia política George Friedman, en su libro The next 100 years (Los próximos 100 años), afirma que la era de Europa ha concluido y que el presente siglo será la era de Estados Unidos, que el país del norte será el pivote alrededor del cual girará toda la política y la economía mundial, y que de ser la primera potencia del mundo pasará a ser, si vale la expresión, la única superpotencia. El sugestivo y provocador análisis de Friedman está basado fundamentalmente en consideraciones de carácter geopolítico.

Aunque comparto en mayor o menor medida con algunos de sus pronósticos, con ciertos reparos estoy dispuesto a aceptar otros y discrepo en otros casos, considero que se ha olvidado o, por lo menos, no se ha tratado con la profundidad necesaria los siguientes dos elementos.

El primero de ellos se refiere a la energía. La principal restricción de la economía norteamericana es su déficit de energía. A pesar de ser uno de los principales países productores de petróleo y de gas natural, su consumo excede en gran medida su producción, por lo que es también el principal importador de ambos productos. Sin embargo, la revolución energética que se está gestando a partir del shale gas (gas de esquistos) presenta una proyección para  2020 cuando Estados Unidos dejará de ser un importador de gas y pasará a ser un exportador.

El segundo elemento está referido a que Estados Unidos es el centro académico y de invocación tecnológica del mundo, es el poderoso imán que atrae a los mejores talentos de todas partes del planeta. De las 100 mejores universidades del mundo, 57 están en Estados Unidos, luego le siguen Inglaterra (6), Japón (6), Francia (5), Canadá (4), Israel (4), Suiza (4), Australia (2), Alemania (2), Dinamarca (1), Finlandia (1), Italia (1), Países Bajos (1), Noruega (1), Rusia (1), Escocia (1), Singapur (1), Corea del Sur (1) y Suecia (1).

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia