Columnistas

Propaganda política sobre el cambio climático

La aversión de hablar sobre el cambio climático durante las campañas electorales en EEUU está cambiando.

La Razón (Edición Impresa) / Lisa Friedman

00:25 / 16 de noviembre de 2018

La “sabiduría” política convencional estadounidense dicta que no se debe hablar del cambio climático en campaña; pues se trata de un tema bastante polarizado en Estados Unidos. Por ejemplo, en una encuesta reciente de Pew Research Center, el 72% de los electores que apoyaron a los demócratas en las elecciones intermedias respondió que el cambio climático era un problema “de gran dimensión”, en comparación con el 11% de los votantes republicanos. Esa diferencia ha hecho que muchos candidatos y los grupos que los apoyan batallen al abordar el tema del clima durante las campañas electorales.

Pero eso ha empezado a cambiar. En todo Estados Unidos ha habido una pequeña explosión de propaganda política acerca del calentamiento global. En Nevada, el candidato demócrata a gobernador, Steve Sisolak, prometió en un anuncio que ratificará el Acuerdo de París. En Illinois, un aspirante demócrata para la Cámara Baja, Sean Casten, acometió en contra de Donald Trump por decir que el cambio climático era un “fraude”. Más de dos decenas de candidatos en contiendas muy parejas han lanzado anuncios que destacan su opinión respecto al cambio climático.

Grupos ecologistas, como la Liga de Votantes por la Conservación, también invierten millones de dólares en propaganda que respalda a los candidatos que apoyan las políticas para atender el incremento de las emisiones. “A nivel nacional, es bastante evidente que no será el tema que lleve a la gente a las urnas”, comentó Anthony Leiserowitz, director del programa de Comunicación del Cambio Climático de Yale; pero “es un tema que al menos se está abordando en algunas campañas, y esa es una novedad”, agrega.

Los analistas políticos afirman que, casi en su mayoría, los anuncios en que se habla del cambio climático en la pasada campaña electoral presentaron a un candidato atacando la postura de otro en cuanto al calentamiento global o atacando indirectamente la postura de Trump respecto al tema. Para muestra basta un botón: el anuncio de la Liga de Votantes por la Conservación que ataca al representante republicano de California Dana Rohrabacher por estar “radicalmente en contra” de combatir el cambio climático. El anuncio superpone imágenes de los incendios que consumieron California este año con la declaración de Rohrabacher de que “el calentamiento global es un fraude”.

Algunos candidatos prefieren hablar de los beneficios económicos potenciales de atender el problema del cambio climático, incluso si no siempre utilizan esta frase. La gobernadora en funciones de Rhode Island, Gina Raimondo, por ejemplo, describe el parque eólico marino del estado y los planes de desarrollo de energía solar como parte de un impulso por “reducir el costo de la energía” y promover un “entorno más limpio”. En otro anuncio, la representante Michelle Lujan Grisham de Nuevo México escala un aerogenerador para demostrar su compromiso con los empleos en energías limpias.

En algunos cuantos estados hay un llamado a combatir el cambio climático de ambos partidos. Pero por el momento es una categoría pequeña. El representante republicano de Florida Carlos Curbelo, cuyo distrito ya está presenciando los efectos del aumento en el nivel del mar, es uno de los pocos candidatos republicanos que menciona el cambio climático. Sin embargo, después de desastres como los incendios forestales en California y el huracán Michael, que azotó el enclave de Florida, los analistas afirman que el cambio climático está cobrando relevancia para quienes apoyan a los dos partidos principales. Los activistas afirman que esperan verlo reflejado en los anuncios de propaganda política.

Paul Bledsoe, consejero sobre el medioambiente de la Casa Blanca durante el gobierno de Bill Clinton, señaló que eso significaría cambiar la forma en la que se aborda el tema del cambio climático, de una amenaza distante a un asunto económico actual. Resaltó que en 2017 el Congreso destinó $us 130.000 millones para la atención de desastres en todo el país, aproximadamente una cuarta parte del presupuesto ilimitado no destinado a la defensa. “En lugar de simplemente negar el cambio climático, creo que los candidatos deben hablar acerca de los costos económicos y de seguridad pública reales”, explicó Bledsoe. “Son temas básicos del día a día”.

* Periodista del New York  Times especializada en temas climáticos y la política medioambiental de Washington. © The New York Times, 2018.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia