Columnistas

El campo jurídico

La Razón (Edición Impresa) / Farit Rojas

00:23 / 06 de noviembre de 2017

Podríamos decir que hay un cierto tipo de saber que es válido para hablar de lo jurídico y que en consecuencia desplaza a otros saberes, descalificándolos de no válidos. Este campo que monopoliza el campo de saber válido de lo jurídico es al que se llama el campo jurídico, un espacio en el que se disputa lo que es el Derecho por parte de las voces válidas para decirlo: las voces de los abogados.

Un campo, en la terminología del francés Pierre Bourdieu, es un espacio relativamente autónomo en el que distintos agentes (instituciones, grupos y personas) ejercen unas relaciones de dominación y otros de subordinación y luchas por el monopolio de algún tipo de capital. Los agentes batallan por modificar o mantener intacto el campo. Esta batalla no es solo por el dinero (idea clásica de capital), sino también por el capital cultural, político, artístico, jurídico, etc. Ahora, una persona en un campo determinado, con su capital determinado, no actúa de manera libre; actúa según su habitus, el cual es el modo de ver, sentir y actuar de los agentes que, aunque parezca natural, está moldeado por las estructuras sociales.

En el caso del campo jurídico, éste es un espacio limitado por la idea de competencia jurídica en la que se deja por fuera a aquellos que no cuenten con dicha competencia, que son denominados como profanos. Como el campo es un espacio de lucha, en éste se da una lucha por entender el derecho (tensión permanente entre teoría y práctica). Existe una fuerte correspondencia o analogía entre la posición de los agentes en el campo jurídico y su posición en el campo social y cultural. Por ello es muy importante que en el campo jurídico se defina el estatus de la voz válida, el estatus de abogado, pues, como señala Bourdieu en su clásico texto La Distinción, los poseedores de títulos de nobleza cultural no tienen más que ser lo que son, porque todas sus prácticas valen lo que vale su autor.

La lucha en el campo jurídico no es por la eficacia o por la Justicia, sino que los diversos agentes pelean por el monopolio de decir lo que es el derecho. Esta lucha devela la composición de la violencia simbólica; es decir, la capacidad para anular el carácter arbitrario en la definición de lo que es justo. Cada agente saca sus credenciales para que lo que diga pueda ser tomado por válido y por serio. En este sentido, los que pugnan por decir el Derecho no nos están diciendo que es el Derecho, sino están imponiendo una determinada versión de lo que es el Derecho. A ello Bourdieu lo denominó violencia simbólica.

La violencia simbólica se revela en el poder de hacer cosas con palabras. Al construir el curso de decibilidad, de decir lo que es o no justo, lo que es o no derecho, Bourdieu nos recuerda que cualquier noción de Derecho o de justicia es arbitraria.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia