Columnistas

La celebración de Nowruz

Es celebrada principalmente en Irán y se ha extendido a muchas otras partes

La Razón (Edición Impresa) / Alireza Ghezili

02:09 / 29 de marzo de 2014

Nowruz es la fiesta del Nuevo Día, del Año Nuevo —según el calendario solar—, en la que reina la amistad y la solidaridad que se reflejan en todos los rincones de la nación, pues, es la única ocasión en la que todas las etnias, minorías e incluso los residentes iraníes están unidos para celebrarla. El primer día en el calendario iraní coincide con el equinoccio de marzo, el primer día de la primavera, que puede variar entre el 20 y 21 de marzo (depende de los cálculos astronómicos que se realicen).

Mitología del Nowruz: Esta festividad tiene sus raíces en el antiguo Irán, sin embargo, pese a su milenaria existencia, se pueden encontrar varios mitos fundamentados sobre el Nowruz en la mitología iraní.

De acuerdo con Shahnameh (epopeya de los reyes, la más importante obra mitológica iraní), la fecha del Nowruz se remonta al reinado de Jamshid, un rey mítico, quien, de acuerdo con los textos Zoroasturianos, salvó a la humanidad de un invierno asesino que estaba destinado a matar a todos los seres vivos. Jamshid quizás simboliza la transición de los indo-iraníes de ser cazadores de animales a ser criadores de animales y de una vida más estable en la historia humana. En la mitología iraní expresada en el Shahnameh se atribuye a Jamshid la fundación del Nowruz, pues, se dice que este emperador construyó un trono adornado con gemas, se sentó en él así como el sol brilla en el cielo, y las criaturas del mundo se reunieron maravilladas por el espectáculo, llamando a este día el Nuevo Día o Nowruz. Esto sucedió el primer día del  mes de Farvardin (el primer mes del calendario persa).

Historia del Nowruz: Los archivos arqueológicos, ilustraciones pictóricas e inscripciones en los grandes pasillos interiores del Palacio de Persépolis, prueban que el Nowruz era —con seguridad— celebrado por la gente y la realeza durante la época de los Aqueménides (555-330 BC). El famoso complejo de Persépolis (Palacio/Templo) o, al menos, Palacio de Apadana y el pasillo de las cien columnas fueron construidos con el específico propósito de celebrar el Nowruz. Durante la era de los Aqueménides (c. 550-330 BCE), el Emperador Persa —también llamado rey de reyes— era visitado por reyes o embajadores de diferentes naciones que, atravesando el pasillo de las cien columnas, le llevaban obsequios durante el Nowruz. El significado del Nowruz en el Imperio Aqueménide fue tal, que el nombramiento del gran rey persa Cambises II como soberando de Babilonia fue legitimado sólo después de su participación en el festival del Año Nuevo (Nowruz).

La fiesta del Nowruz es celebrada y observada principalmente en Irán y se ha extendido a muchas otras partes en el mundo, incluyendo partes de Asia Central, Sur Asia, Cáucaso, el noroeste de China, Crimea y algunos grupos en los Balcanes. Nowruz es festividad en casi 13 países tales como Irán, Irak, Afganistán, Albania, Azerbaijan, Georgia, Kosovo, Bayan-Ölgii (Mongolia), Tayikistán, Turquía, Turkmenistán, Uzbekistán, Kyrgyzstan e India.

Reconocimiento de las Naciones Unidas: En 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció el 21 de marzo como el Día internacional del Nowruz, describiéndolo como el Festival de Primavera con orígenes en Persia, que ha sido celebrado por más de 3.000 años. Se invita a los países del mundo a registrar la rica historia de la fiesta para promover la paz y la buena voluntad.

Durante la reunión del Comité Intergubernamental de las Naciones Unidas para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural e Intangible, que se celebró entre el 28 de septiembre y el 2 de octubre de 2009 en Abu Dhabi, el Nowruz se registró oficialmente en la lista de la Unesco como  Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad. En respuesta, Irán dio a conocer un sello de correos en la primera Celebración Internacional del Nowruz en Teherán, el sábado 27 de marzo de 2010. Irán también pidió esfuerzos conjuntos para promover la paz y la justicia global: “La observación del Nowruz no solo es promover los valores culturales, sino que también ayudará a los países a establecer relaciones basadas en la amistad, la paz, la justicia y el respeto”.

Haft Sin: Uno de los rituales centrales del festejo del Año Nuevo, es una mesa especial con siete objetos específicos (Haft Sin). En tiempos ancestrales, cada uno de estos objetos correspondía a una de las siete creaciones y a los siete santos inmortales que los protegían. Éstos son siete objetos cuyo nombre empieza con la letra S según el alfabeto persa.

Los siete objetos que se acostumbran poner en la mesa son:

Sabzeh: brotes de trigo, cebada o lentejas que crecen en un plato, simboliza el renacimiento.

Samanu: un budín dulce hecho con trigo germinado, que simboliza la riqueza.

Senjed: el fruto seco del árbol de olivo silvestre, que simboliza el amor.

Sir-ajo: simboliza la medicina. 

Sib-manzana: que simboliza la belleza y la salud.

Somaq-bayas zumaque: que simboliza (el color de) la salida del sol.

Serkeh-vinagre: simboliza la madurez y la paciencia.

Otros artículos que suelen colocarse son espejo, que simboliza al cielo; las velas, al fuego; el agua de rosas, al agua; peces, a los animales; huevos pintados, que representan a las personas, y un libro sagrado como el Corán, que representa a Dios.

Resumiendo se dirá que el Nowruz es la fiesta que nos entrega el nuevo día, el renacer y la capacidad de renovarnos a través de la amistad, la justicia, la paz y el respeto a la naturaleza y al prójimo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia