Columnistas

Del censo su ´guerra de identidades

¿Por qué en 11 años disminuyó el porcentaje de autoidentificación indígena en el país?

La Razón / José Luis Exeni

00:31 / 25 de agosto de 2013

El pasado viernes tuve el gusto de asistir a un conversatorio sobre la “Identidad indígena originaria en el Censo 2012”, organizado por el Foro Político del Qullasuyu con apoyo de la Fundación Friedrich Ebert (FES). En este valioso encuentro se plantearon diversas interpretaciones sobre el reciente dato censal, según el cual la población boliviana mayor de 15 años que se autoidentifica como indígena se redujo al 41%, en comparación al 62% re-gistrado en el Censo 2001.

No pretendo (ni sería posible) compartir las diferentes opiniones y posicionamientos expresados en relación a este controvertido tema, pero me gustaría mencionar algunas impresiones (a beneficio de inventario) en los dos complejos ejes de la discusión. El primero acerca de las causas que explicarían por qué disminuyó el porcentaje de autoidentificación indígena en el país. Y el segundo, respecto a las supuestas consecuencias y señales de este dato estadístico.

¿Qué pasó? ¿Por qué en 11 años, entre 2001 y 2012, la población que se autoidentifica como indígena es 21%, esto es, dejó de ser mayoritaria? ¿No es un dato contradictorio con un contexto/proceso que, en la Constitución Política, los símbolos, en el nuevo modelo estatal, los discursos, reafirma la identidad indígena originario campesina como núcleo de la plurinación boliviana? ¿Cómo se entiende este inesperado dato censal celebrado por los nostálgicos de la “República mestiza”?

Hay varias tentativas de explicación. La más simple apunta a los errores del INE y/o la manipulación del Gobierno. Otra pone énfasis en la pregunta 29 del Censo 2012 y sus opciones de respuesta, subrayando que se indagó pertenencia antes que autoidentificación. Hay quienes atribuyen la reducción a una sostenida política estatal de “etnocidio censal”. Algunos hablan de re-chazo a la apropiación instrumental de lo indígena por parte del actual régimen. Y no olvidemos la hipótesis del “desclasamiento”.

Esta diversidad de lecturas reafirma que no hay respuesta única ni inequívoca al nuevo dato sobre la identidad indígena originaria. Es evidente también que cabe mucha especulación en tanto no se realice un análisis desagregado y comparado, incluyendo diferentes variables (entre    ellas la lingüística y de urbanización). Y está en mesa la “verdad concluyente” de los “ningunos” que re-chazan, como “mentira”, el dato del 62% indígena obtenido en 2001.

Pero si la respuesta al por qué se redujo la autoidentificación (o pertenencia) indígena es materia de discrepancia, la disputa es mayor cuando se trata de interpretar las consecuencias. Aquí también caben opiniones lineales como la que concluye/exige: si el actual modelo de Estado plurinacional adoptado en la Constitución se cimentó en el “mito” de la mayoría indígena, ahora que son minoría, corresponde “rehabilitar” el Estado republicano asentado en el mestizaje. Qué tal.

También hay lecturas más elaboradas que, pese al discurso oficial de lo plurinacional, hablan de una continuidad de la matriz colonial del Estado, cuyo empeño sería borrar, negar o al menos “minorizar” a la población indígena originaria. O que ven más densidad identitaria en los “ningunos” que el simplismo de asumirlos como sinónimo de mestizos. O que subrayan, más allá del censo y las políticas del Gobierno, que lo esencial es la persistencia indígena como mayoría política en el país.

¿Y las señales? ¿En qué queda el   irresuelto problema de la construcción del ser boliviano? ¿Puede asumirse que lo indígena originario campesino ya es un rasgo imbatible de la identidad (pluri)nacional? ¿O estamos en el umbral de una reactivada “guerra de identidades” en el marco del fortalecimiento y radicalización del núcleo duro de pertenencia aymara-quechua? ¿Cómo se expresará el dato de autoidentificación indígena en las políticas públicas, las normas, los órganos del poder público, la interculturalidad, la autodeterminación? El debate apenas comienza.

Es comunicador.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia