Columnistas

Más cerca del mar

Es menester que nuestro gobierno se preocupe por buscar un entendimiento reservado con Chile

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Prudencio Lizón

00:06 / 25 de marzo de 2015

El expresidente don Eduardo Rodríguez Veltzé ha manifestado últimamente que si su gobierno hubiese durado un poco más, quizás se habría resuelto el problema marítimo nacional, o por lo menos se habría estampado una base de solución para el futuro. Y así fue en efecto. En noviembre de 2005 se llevó a cabo la reunión de consultas políticas en Iquique, donde Bolivia solicitó que se tratase el tema marítimo, aunque éste no estaba en agenda. El canciller chileno, don Ignacio Walker, aceptó la petición nacional, y de esta manera se decidió analizar el tema en dicha reunión, pero en forma reservada. Para ello se conformó una subcomisión de cuatro miembros por lado, presidida por los dos viceministros de Relaciones, Hernando Velasco por Bolivia, y Cristian Barros por Chile.

El que llevó la batuta de la reunión fue el viceministro chileno Barros, quien declaró que su gobierno, desde hacía muchos años, tenía un proyecto definido sobre el problema marítimo. Éste consistía en la cesión de un corredor al norte de Arica, semejante al que había sido propuesto durante el gobierno del general Pinochet, en la llamada Negociación de Charaña. Es decir, una zona territorial desde Bolivia hasta el mar, con plena soberanía. En ese corredor se incluía el ferrocarril de Arica a La Paz, el aeropuerto de Chacalluta, y la carretera Arica-Visviri-Charaña-La Paz.

Respecto a la compensación por la entrega del corredor, Barros comentó que la única factible era la compensación territorial, es decir, un trueque de territorios, ya que no habría un solo chileno que aceptase reducir la superficie de su país. Sobre el llamado “veto peruano”, el viceministro Barros manifestó que era muy poco probable que los actuales gobiernos peruanos se opusieran a tan importante solución, la cual sería apoyada y festejada por todo el mundo. ¿Qué podría objetar el Perú, comentó, ante el aplauso generalizado de las Naciones Unidas y la OEA? Pero si de todos modos el Perú presentase objeciones al arreglo chileno-boliviano, en la reunión se consideró la posibilidad de llegar a una solución intermedia hasta que ese país cambiara de actitud. Ella consistiría en la entrega a Bolivia del corredor con plena autonomía, pero sin soberanía, en una especie de zona franca o comodato. Y Bolivia haría otro tanto, es decir, cedería a Chile un territorio de la misma superficie y con la misma condición jurídica.

En dicha reunión también se trató el problema del libre tránsito entre Tacna y Arica. Para no interferir en ese tráfico, una vez que Bolivia recibiese el corredor, determinaría que la zona donde pasa la carretera y el ferrocarril de Tacna a Arica fuese considerada como una especie de “zona de nadie”, o sea, que la gente y la carga pasarían por ese sector sin ninguna traba, sin ningún control aduanero ni policial. Bolivia mantendría una gendarmería en el lugar solo para proteger dicho tránsito o para cooperar en caso de accidentes. De esta manera, no se rompería el vínculo histórico y económico entre Tacna y Arica.

Con el cambio de gobierno en Bolivia y la ascensión al poder de Evo Morales, la relación había mejorado aún más. El presidente Ricardo Lagos viajó a La Paz, donde reiteró categóricamente que su gobierno y el que presidiría Michelle Bachelet estaban dispuestos a conversar y negociar sobre todos los temas de la agenda bilateral, sin ninguna exclusión. En esa oportunidad Lagos manifestó el interés chileno de adquirir gas boliviano, por el cual ofrecía pagar un precio muy superior al que entregaba Argentina y Brasil. Sin embargo, Bolivia no demostró el menor interés de negociar el gas con Chile. Esto determinó que allí comenzara a surgir una gran aversión a nuestro país, lo que impidió que la señora Bachelet pudiera tratar el tema marítimo con soberanía.

En consecuencia, es menester que nuestro gobierno, al margen de la demanda, se preocupase de buscar un entendimiento reservado con Chile, con base en lo negociado durante la mencionada reunión de consultas políticas de 2005; es decir, un corredor al norte de Arica con canje territorial, y también en la provisión de gas nacional al norte chileno que tanto lo necesita. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia