Columnistas

Estar de ch’aqui

‘Estar de ch’aqui’ no debería ser motivo de orgullo, pues es un reflejo de la falta de dominio propio

La Razón (Edición Impresa) / Luis Kushner-Dávalos

00:00 / 05 de marzo de 2014

Lindo día!, Miércoles de Ceniza, buenazo para matar el ch’aqui o resaca, típica situación de estas fiestas carnavaleras, donde la alegría abunda, el folklore florece y los cuatro días de excesos cobran su precio hoy, primer día laboral de la semana. El ch’aqui, palabra que por cierto ya fue incorporada hace años en el Diccionario de la Lengua Española, alude a ese malestar general, asociado a dolor de cabeza, mareos, náuseas y hasta vómitos, que deviene después de haber bebido alcohol en exceso.

Hoy en día, muchos varones (y también mujeres) comentan a voz en cuello en sus fuentes laborales que están de ch’aqui, que su fin de semana fue intenso, sobre todo en estas fiestas de carnestolendas. En efecto, cada vez son más las personas que se sienten orgullosas de expresar su “estado de ch’aqui”, cuando tal síntoma es en realidad el final de una gran agresión al cuerpo y que puede no solo causar malestares aislados como los ya descritos, sino que incluso puede ser el inicio de enfermedades como la gastritis, la pancreatitis, alteraciones del hígado y problemas neurológicos como una neuropatía postalcohólica, entre otros.

Asimismo se ha advertido que el consumo regular y en exceso de alcohol, tal como ocurre en Carnaval, aumenta los riesgos de intoxicaciones que podrían llevar a la muerte; sin olvidar a los conductores en estado de ebriedad, que irresponsablemente se ponen detrás del volante sin siquiera pensar que sus bestiales imprudencias pueden acabar con la salud y la vida de personas inocentes.

En nuestro medio, los aportes financieros de la industria de bebidas alcohólicas y de los importadores de este tipo de productos siguen siendo muy importantes para el Estado; y en especial durante los festejos carnavaleros. Por eso el acceso a este tipo de drogas es muy fácil y barato.

Tomando en cuenta esta lamentable realidad, cabe preguntarse, ¿cuántas personas habrán muerto en los últimos días a consecuencia del consumo de alcohol? ¿Cuántos problemas derivados de esta nociva práctica han logrado evitarse con las costosas campañas para tal efecto? La primera pregunta posiblemente se sepa por las estadísticas de la Policía Nacional y los informes de asistencias hospitalarias. La segunda no creo que pueda medirse con un indicador válido y directo, simplemente se comparará con años anteriores; sin embargo lo único que seguirá en ascenso serán las ventas de alcohol, que nada bueno traen a la sociedad.

“Estar de ch’aqui” no debería ser motivo de orgullo, pues en realidad es  reflejo de la falta de dominio propio sobre la ingesta de una bebida tóxica, es un síntoma que debería ser leído como una advertencia y no como un aliciente para seguir bebiendo.

Es ginecólogo obstetra y docente universitario.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia