Columnistas

El chiste de Piñera

Diferencia de opinión.Durante su participación en la Cumbre de la Alianza del Pacífico, en México, el Presidente chileno contó un chiste machista en el que comparaba un político con una mujer, broma que ha generado molestia en Chile y electrizado a las redes sociales.

00:05 / 11 de diciembre de 2011

¿De verdad le parece divertido?

De visita en México, en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno, Sebastián Piñera se mandó la siguiente analogía entre los políticos y las mujeres: “¿Sabe usted cuál es la diferencia entre un político y una dama? Cuando el político dice que sí quiere decir tal vez, cuando dice “tal vez” quiere decir que “no” y cuando dice que “no”, no es político… Cuando una dama dice que “no” quiere decir “tal vez”, cuando dice “tal vez” quiere decir que “sí”, cuando dice que “sí” no es dama”, aseguró el Mandatario, según consigna el Diario Publimetro. Con esto, me surgen algunas preguntas: ¿Está reconociendo que los políticos mienten? ¿Está diciendo que las mujeres mienten? ¿Quiere decir que cuando una mujer le dice a un hombre que no se le acerque, éste debería insistir porque en verdad ella tal vez quiere que siga? ¿Le parece que si una mujer acepta algo es puta? ¿Era chiste? ¿De verdad le parece divertido? Y por otro lado: ¿Pensará que sus dichos contribuyen al trabajo que vienen haciendo las organizaciones en contra de la violencia de género? ¿Le sonará bien generalizar la ambigüedad en las respuestas de mujeres? O debo decir damas. Ah, no, verdad que no todas las mujeres son damas… ¿Por cierto, cuál será su definición de dama? Y por último, ¿tiene asesores? ¿quiénes son?

Andrea Fernández es administradora.

Una broma  fuera de lugar

Independientemente de quien venga el famoso chistecito, cuando efectivamente exista igualdad de género y respeto hacia las mujeres quizás se van a poder hacer bromas de ese tipo sin ofender, pero eso aún no existe. El tema está en que una cosa es pedir igualdad y otra es que esa igualdad exista. Tenemos que condenar estas bromitas de personas que son figuras públicas, para que algunos de los hombres dejen de pensar que su mujer es un objeto que les pertenece y que, por lo tanto, pueden boxeárselas cuando quieran; para que los seguros nos dejen de cobrar más como si por el hecho de menstruar fuéramos enfermas; y para que los parlamentarios dejen de tomarse la atribución de decidir en nombre de nuestros cuerpos. ¿Exagerada? quizás, pero es la realidad. De repente cuando uno no ha sido víctima de violencia de género o de discriminación le da lo mismo la bromita, pero hay que ser más empática, y dimensionar que no corresponde que un presidente sea políticamente correcto, cuando se encuentre en cumbres internacionales y con otros políticos. Aparte que, no nos leamos la suerte entre gitanos: sólo a la gente ma-chista se le ocurre contar chistes machistas sin darse cuenta que pudieran ser ofensivos para alguien.

Daniela Lovesa es comunicadora.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia