Columnistas

Un cirio por Siria

La intervención de EEUU en Siria será, como muchas otras contiendas, una guerra de paradojas

La Razón / Jaime Iturri

01:38 / 06 de septiembre de 2013

Como van las cosas todo parece indicar que Estados Unidos, una vez más,  irá a la guerra. Claro que no lo hará con la torpeza de los Bush, padre e hijo, quienes tuvieron que soportar miles de bajas de soldados norteamericanos para lograr la pírrica victoria de desestabilizar Irak y toda la región.

No, ahora será un ataque que durará pocos días, en el que se destruirán centros neurálgicos de Siria, seguramente algo de su marina y algo de su aviación. Y mire qué curioso, justamente cuando las tropas gubernamentales de Bashar al Asad estaban ganando en el terreno de combate. Será, como muchas otras contiendas, una guerra de paradojas.

Para comenzar, será el primer enfrentamiento patrocinado por un Premio Nobel de la Paz. En segundo lugar, serán beneficiados los archienemigos de Estados Unidos, Al Qaeda, ya que ellos están inmersos en el conflicto comandando a los rebeldes sirios.

Por otra parte, para salvar a miles de niños, deberán morir muchos civiles. Daños colaterales, dicen con cinismo los milicos gringos. Y finalmente, el fortalecimiento de los rebeldes (que no son precisamente ni demócratas ni angelitos) traería una guerra de más larga duración; una contienda que tiene muchas características de enfrentamiento entre nacionalidades musulmanas: por un lado, los sunis (que son mayoría en Siria y en Arabia Saudita, pero minoría en Irán); y por otro lado, los chiitas que son mayoría en Irán.

La guerra podría prolongarse, amén de fortalecer a los sectores más extremos que hoy se oponen a Occidente e Israel, quienes a su vez podrían ser blanco de ataques, lo que daría lugar a represalias aún mayores. No hay que olvidar que el país de David y de Jesús no sólo tiene armas químicas, sino también bombas nucleares, de allí que una respuesta israelí podría ser terrible.

Es una pena que Barack Obama haya decidido no diferenciarse de sus antecesores, y ello le llega también a su secretario de Estado, John Kerry, quien se opuso a las contiendas contra Irak y Afganistán, y anda diciendo a todos los que quieran escucharlo que la intervención que se viene no es una guerra, sino una especie de castigo y advertencia.

Y en medio de todo, una noticia esperanzadora: la elección en el comité del Senado que votó sobre la intervención estuvo reñida: diez a favor, siete en contra; y en ambos bandos hubo demócratas y republicanos. Como en la guerra de Vietnam, la opinión pública gringa irá haciendo que la balanza se incline al otro lado, mientras tanto, una gran vela, un cirio, por la paz en Siria.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia