Columnistas

Contradicciones y tensiones

La Razón (Edición Impresa) / Natalia Calderón

23:57 / 22 de julio de 2019

Generalmente se concibe al medio ambiente como a un conjunto de recursos ilimitados a disposición de los humanos, cuya apropiación y uso hacen posible los avances económicos y el desarrollo. Según el imaginario colectivo, tenemos un país repleto de recursos naturales, con grandes riquezas minerales e hidrocarburos que esperan ser explotados, cubierto por grandes extensiones de bosques que pueden ser fácilmente sustituidas por tierras agropecuarias, en tanto se trata de tierras fiscales. Sin embargo, nuestra vulnerabilidad es mucho mayor de lo que se cree.

Si bien en Bolivia hay intenciones de avanzar hacia un desarrollo integral y sustentable, seguimos aplicando un patrón de desarrollo extractivista. Justificamos los grandes emprendimientos mineros, petroleros, gasíferos y la ampliación de la frontera agrícola como actividades generadoras de excedente económico, sin tomar en cuenta la degradación de los bosques y suelos, la deforestación, la contaminación, la pérdida de biodiversidad y las repercusiones que devienen por la reducción de las funciones ambientales.

Dadas las perspectivas de crecimiento y el incremento de la demanda mundial por alimentos, Bolivia tiene un gran potencial para expandir su producción agropecuaria. Con la reciente apertura de mercados para la exportación de carne y la flexibilización de la normativa sobre tierras de producción forestal permanente (que permite la deforestación y quemas para actividades agropecuarias), tal parece que estamos enfocando la mirada únicamente en los negocios y en los posibles ingresos económicos para el país, pero no así en la sostenibilidad agropecuaria.

Este sector requiere una serie de estrategias para lograr metas nacionales relacionadas con la reducción de la deforestación y la restauración de áreas degradadas. El adecuado manejo del agua y de los suelos así como la adaptación al cambio climático también están relacionados con la sostenibilidad del agro. Asimismo, para el logro de metas de crecimiento sostenible y competitividad en el sector agropecuario se requieren la articulación de políticas públicas junto con incentivos, esfuerzos de investigación, tecnología, asistencia técnica, ordenamiento territorial, buenas prácticas, programas de capacitación y esfuerzos para asegurar una ganadería sostenible. 

Se dice que en las contradicciones y tensiones se develan los problemas que afligen a una colectividad. Y en este caso se evidencia la necesidad de que todos nosotros busquemos soluciones creativas para reconducir el llamado patrón extractivista de crecimiento económico, procurando alcanzar un desarrollo sostenible justo y equitativo, tanto para los habitantes como para la naturaleza, cuyas funciones ambientales urge preservar.

* Directora ejecutiva de la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia