Columnistas

Los cubanos en Angola

El credo dogmático de Fidel Castro en esa lucha contra el imperialismo yanqui intoxicó al pueblo cubano.

La Razón (Edición Impresa) / Carlos Antonio Carrasco

00:02 / 25 de enero de 2020

Han pasado 20 años desde que las fuerzas que protagonizaron la sangrienta guerra civil que se desató en Angola desde 1975 hasta el 2000 suscribieron los acuerdos de paz. Si bien las heridas causadas por esta conflagración se cicatrizaron en gran parte con el tiempo, aún siguen frescos los recuerdos de esa singular epopeya en la memoria de los combatientes o de sus descendientes, víctimas colaterales del enfrentamiento. En ese marco se inscribe la última novela de Karla Suárez (41), titulada El hijo del héroe (Le fils du heros, editorial Metailie, Francia).

La autora, que actualmente vive en Lisboa, rememora a través del protagonista, Ernesto, aquellos años cuando los jóvenes de su país eran enviados a matar y a morir bajo el supuesto compromiso de solidaridad con el “internacionalismo proletario”. Era la época de la Guerra Fría, cuando las contradicciones entre las superpotencias, la soviética y la estadounidense, se dirimían a lo largo y ancho del planeta.

Ninguna distancia geográfica resultaba insalvable, y el credo dogmático de Fidel Castro en esa lucha contra el imperialismo yanqui intoxicó al pueblo cubano, para motivar a sus soldados de la imperiosa necesidad de acudir a la batalla por la independencia de la lejana Angola, a la sazón colonia portuguesa. Pero en verdad Lisboa, imbuida en aquel entonces por la llamada “Revolución de los claveles”, no se apegaba a conservar ninguna de sus cinco colonias africanas. El mosaico geopolítico del África austral estaba más bien impregnado de intereses subregionales, en los que tenía mayor preponderancia la República Sud Africana (RAS), donde dominaba la doctrina del apartheid y su tuición sobre la actual Namibia (entonces South West África).

Por esta razón, de las tres guerrillas rivales que pretendían el control de Angola (rica en petróleo, diamantes y otros recursos naturales), la RAS apoyaba a la fracción dirigida por Jonás Savimbi (UNITA); la Unión Soviética ayudaba a su vez al Movimiento Popular de Liberación (MPLN); y el dictador congolés Mobutu se inclinaba por el Frente de Liberación Nacional (FLN). Fidel, sin consultar a la URSS, envió su primer destacamento a principios de noviembre de 1975, para consolidar la independencia e instalar el gobierno del MPLN, que dura hasta hoy. De esta manera, Cuba regentó aquella nación por 15 años, y en ese periodo se turnaron 318.000 combatientes, de los cuales 2.000 fueron víctimas fatales.

En la novela de Suárez, Ernesto quiere investigar por qué y cómo su padre fue a buscar la muerte en una tierra tan desconocida. Y al igual que muchos muchachos de su generación se pregunta si ese sacrificio realmente valió la pena. Históricamente, la decisión de Fidel de enviar tropas cubanas a través del Atlántico se justificó por sus nobles resultados: la cruenta batalla de Cuito Cuanavale determinó la derrota de la RSA y, por ende, el fin del apartheid y la liberación de Nelson Mandela. Colateralmente también significó la emancipación de Namibia y la consolidación del gobierno marxista del MPLN. ¿Aparte de la quimera ideológica, qué obtuvo Cuba a cambio?

En una entrevista en París conversé con Fidel a propósito de mi tesis doctoral sobre este conflicto. Entonces el líder cubano me confió que la ayuda soviética la logró a regañadientes, y que su excursión en Angola fue, en realidad, una aventura exitosa de la cual él se consideraba el único responsable. La novela de Karla Suárez, en cambio, se muestra dubitativa sobre la bondad de este emprendimiento, más aún cuando Ernesto descubre que su padre no había sido el héroe fallecido en la batalla que se honraba en La Habana, y que en realidad seguía vivo, disfrutando su existencia en brazos de una suculenta angolana, mientras su viuda y el resto de su familia lloraban su pérdida.

* Doctor en Ciencias Políticas y miembro de la Academia de Ciencias de Ultramar de Francia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia