Columnistas

La cultura Sorda y la accesibilidad

Las oportunidades para la población sorda de Costa Rica han ido incrementando en los últimos años

La Razón (Edición Impresa) / Tatiana Vargas Masís

02:03 / 05 de diciembre de 2014

En los últimos años Costa Rica ha logrado un gran progreso en materia de derechos humanos. Esto es debido a los intentos de hacer públicas las luchas de los grupos minoritarios y visibilizar sus problemas para que el resto de la población pueda entenderlos y simpatizar con ellos. Se han creado desde vallas publicitarias con mensajes para que los pasajeros cedan su sitio en el transporte público a personas que podrían necesitarlos más que ellos, hasta marchas exitosas para hacer peticiones al resto de los ciudadanos. Un ejemplo de cómo estas luchas han llegado a luz pública es el de la cultura Sorda, de la cual se comentarán sus avances y su historia en los siguientes párrafos.

Siempre se ha reconocido a la población sorda como una parte y una realidad del país, pero no es sino hasta los años 70 que María Infante fundó la Asociación Nacional de Sordos (Anascor), la cual tiene como objetivos obtener recursos materiales, económicos y humanos a través de instituciones públicas y privadas para las acciones de la asociación en pro de la comunidad; promover oportunidades de desarrollo inclusivo en el ámbito nacional, a fin de que logren integrarse plenamente a la sociedad permitiendo el desarrollo socio-lingüístico y cultural de las personas sordas; y realizar proyectos de trabajo de carácter práctico en varias áreas de interés para las personas sordas. Este tipo de asociaciones demuestran el compromiso ciudadano para mejorar la situación de estas personas, debido a que el hecho de que no todos sus miembros y voluntarios sean sordos es un buen ejemplo para demostrar que estas causas están presentes en la conciencia colectiva.

Además de lo mencionado, también se dan clases de lengua de señas costarricense (Lesco) en la Universidad Nacional, en la de Costa Rica y en la Católica. Estos cursos suelen tener cuatro niveles y garantizan que el estudiante salga con el suficiente conocimiento de esta lengua como para poder comunicarse. Aparte de esto, la Universidad de Costa Rica tiene un trabajo comunal universitario dedicado a potenciar las habilidades lógico-matemáticas en jóvenes sordos, el cual ha probado ser útil y eficiente a lo largo de su duración.

En la última plaza pública antes de las primeras elecciones del actual presidente de la República, Luis Guillermo Solís Rivera, los escuchas de su discurso comentaron que no tenía un intérprete, problema que fue resuelto rápidamente. Después de este evento, el Presidente asignó a la joven Estefanía Carvajal como su intérprete oficial, quien ahora se encuentra presente en todos los comunicados de prensa del Mandatario.

A modo de conclusión se puede observar que las oportunidades para la población sorda de Costa Rica han ido incrementando en los últimos años por medio de la creación de asociaciones, la apertura de cursos en universidades tanto públicas como privadas, y el acceso abierto a los discursos políticos en vivo para estas personas. Aún queda mucho camino por recorrer en materia de accesibilidad para estas culturas, pero este es un tema que parece ir progresando satisfactoriamente para el país. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia