Columnistas

El 50-50 en el debate

La propuesta tendrá sus consecuencias el 12 de octubre y no será favorable a Doria Medina

La Razón (Edición Impresa) / Rubén D. Atahuichi López

03:04 / 12 de agosto de 2014

Samuel Doria Medina, candidato presidencial de Unidad Demócrata (UD), acaba de poner en agenda un tema crucial para el debate preelectoral: en su afán —dizque— de mejorar las inversiones en el país, planteó la distribución equitativa de los ingresos del gas entre las petroleras y el Estado, 50-50.

“Lo que yo quiero decir es que de la ganancia, los inversionistas privados deben poder llevarse el 50% y el otro 50% dejarlo en el país”. Ésa fue la propuesta anunciada en una entrevista con la revista Poder y Placer, que la repitió más tarde en otra conversación, en Bolivia Tv.

Tan sensible el asunto, ha despertado inmediatamente suspicacias en el presidente Evo Morales, que, aprovechando la campaña electoral, denunció en conferencia de prensa en el Palacio de Gobierno que la propuesta del empresario tiene relación con la otrora capitalización de las empresas del Estado propiciada por el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada y que, para 2014, implicaría una pérdida para el país de $us 2.448 millones.  

Sin embargo, Doria Medina ha reaccionado sin mayor espera ante la repercusión presidencial sobre sus declaraciones. Dijo que Morales lo ataca y lo tergiversó con fines electorales, y aclaró que su propuesta es para más adelante. “He hablado del futuro, porque al cabo de los últimos ocho años no se nos ofrece el futuro (…)”, fue la réplica.

Juego de palabras el del aliado del gobernador Rubén Costas. Por si las dudas, en el video de la revista que dirige el colega José Pomacusi el empresario fue más preciso sobre sus pretensiones. Dijo que su “regla básica, tanto en minería e hidrocarburos, tiene que ser 50-50” de las ganancias entre el Estado y las empresas transnacionales. “Si uno (el Estado) va más allá del 50%, no habrá inversión”.

La división equitativa planteada por el líder de Unidad Nacional (UN) dista mucho de lo que actualmente está regulado en el país: en promedio, 83% de los réditos para el Estado y 13% para las empresas, en el rubro de los hidrocarburos.

El que ocasionó Doria Medina es el debate que lo ha estado desafiando al presidente-candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS). Aunque no como quiere su contendor inmediato, cara a cara, es el debate que Morales lo está aprovechando con ímpetu en sus concentraciones, con repercusiones en los medios de información del país y los análisis políticos y económicos que emergen en los diarios.

Decir que su propuesta es para el futuro y que el líder del oficialismo lo tergiversa y lo ataca es, nomás, un argumento simple, una salida por salvar su desliz verbal e ideológico. Doria Medina acaba de desnudar las debilidades de su estrategia y quizás perder la oportunidad de mejorar su performance en las encuestas de intención de voto.

Aunque los asesores, los aliados y los estrategas del candidato de UN intentan librar a éste del estigma de “privatizador” refrescado por el 50-50, la propuesta tendrá sus consecuencias el 12 de octubre y no será necesariamente favorable a Doria Medina, cuyo techo lo marcan las cuatro encuestas que hasta ahora se conocieron. Más que Morales, quien debe estar frotándose las manos es Jorge Quiroga, el candidato del Partido Demócrata Cristiano (PDC).

El debate está abierto, y parece con nostalgia de un pasado en el que las firmas transnacionales convivían muy bien con ciertos líderes políticos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia