Columnistas

Sobre los derechos

El único propósito moral del Estado debe ser la protección de los derechos de los individuos

La Razón / Alejandro F. Mercado

00:44 / 03 de agosto de 2013

Comencemos destacando que un derecho es un principio moral que define y confirma la naturaleza humana, el mismo que se establece sobre la base de su libertad de acción en el marco de las leyes de la sociedad en la cual vive. El derecho fundamental de los hombres es el derecho sobre su propia vida, del cual devienen los otros derechos naturales. En palabras de John Locke, el hombre, por su naturaleza, tiene los siguientes derechos: derecho a la vida, a la libertad y a la búsqueda de su felicidad.

Para quienes los derechos de los hombres son fruto de la concesión graciosa por parte del Estado, entonces se podrá disponer de los mismos; es decir, mantenerlos, cambiarlos o revocarlos, en correspondencia a los dictámenes de quienes dicen actuar en favor de la sociedad. Por el contrario, para quienes los derechos de los individuos devienen de la naturaleza humana, el único propósito moral del Estado debe ser la preservación y protección de los derechos de los individuos, mientras que los individuos tienen el derecho a la total libertad de actuar en correspondencia con su propio juicio, con la única restricción de no afectar los derechos de los otros.

Así, sobre la base de que los derechos tienen su fuente en la naturaleza humana, éstos no se refieren, bajo ninguna circunstancia, a las cosas, sino que están referidos a las acciones y los resultados o consecuencias que se derivan de las mismas. Cabe subrayar que las necesidades no crean derechos. Es interesante, por ejemplo, ver que en la Declaración de Independencia de los Estados Unidos de Norteamérica se transcriben los derechos enunciados por el filósofo inglés, destacándose que el hombre tiene el derecho a buscar la felicidad, es decir que tiene el derecho a realizar todas las acciones que considere necesarias para alcanzar la felicidad, pero no se dice que el hombre tenga el derecho a la felicidad, ya que ello implicaría que tiene el derecho a que otros deban hacerlo feliz.

En el mismo sentido, no es posible pensar en los derechos de los hombres sobre cualquier objeto, digamos sobre una vivienda. Si tener una vivienda fuese un derecho, alguien debería estar obligado a suministrarle una. ¿Quién debería proporcionarle? Las viviendas no caen como el maná del cielo, requieren ser construidas, y su construcción implica costos y esfuerzo, ¿quién debería regalarle su esfuerzo? o ¿a quien deberíamos imponerle una condición de servidumbre para que le proporcione una vivienda? Los hombres tienen derecho a generar riqueza y adquirir una vivienda o las cosas que vean conveniente.    

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia