Columnistas

El desencuentro

Desde el altiplano hasta la Amazonía, el agua tiende a una disminución súbita por varios factores

La Razón (Edición Impresa) / Marlene Quintanilla

01:43 / 29 de diciembre de 2015

Considerado el país con la mayor extensión de humedales de importancia internacional (15 millones de hectáreas), denominados sitios Ramsar, en los últimos años Bolivia afronta importantes cambios en la disponibilidad de agua. Desde el altiplano hasta la Amazonía el agua tiende a una disminución súbita debido a varios factores; en cada caso depende y varía según la naturaleza de los sistemas hidrológicos, que están cada vez más frágiles, al parecer como principal efecto del cambio climático.

El incremento de hasta 1°C en la temperatura ambiente de algunas regiones y la disminución de la lluvia hasta -14% en los últimos 30 años (FAN, 2015) está repercutiendo directamente en la cantidad de agua disponible. Asimismo, gran parte de las afecciones las intensificamos nosotros, los ciudadanos, pues no consideramos la fragilidad de los ecosistemas acuáticos. A diestra y siniestra vertimos desechos como la basura, residuos químicos y evacuamos alcantarillas quizás porque pensamos que el agua se llevará todo lo que no sirve; extraemos agua desarrollando infraestructura poco compatible, modificamos la hidráulica explotando áridos y nos convertimos en piscicultores sin comprender la biología de la fauna acuática.

Nuestras acciones cobran factura; la pérdida hídrica por evaporación es cada vez mayor con el cambio climático, se intensifican y amplían los periodos de sequías, e incrementan los niveles de contaminación, provocando un desencuentro entre el gran potencial hídrico del país con el deterioro de los mismos en cantidad y calidad.

El buen estado de los recursos hídricos que gozamos desde hace años está siendo afectado y coloca en riesgo la satisfacción de la demanda de agua para el consumo humano, producción agrícola, ganadería, industria y funcionalidad ecosistémica.

La realidad acontecida en el lago Poopó, un importante humedal del departamento de Oruro, debe invitarnos a intensificar la reflexión sobre el cuidado de varios ríos, lagunas y otros lagos que también se encuentran en agonía.

La búsqueda de soluciones debe involucrarnos a todos, en el momento oportuno antes de llegar a un estado crítico, porque será más complejo de manejar e inalcanzable su restauración. El agua es vital para todo habitante boliviano, tanto como para la flora y la fauna; de este recurso depende la seguridad alimentaria y nuestro desarrollo económico sustentable, cuidemos de este patrimonio natural desde nuestro accionar cotidiano; evitemos lamentar su pérdida.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia