Columnistas

El día de la dignidad de cada uno

La Razón (Edición Impresa) / Freddy Morales *

00:10 / 29 de abril de 2017

Don Antonio Miranda, periodista y amigo, cada primero de mayo engrosaba las filas de las marchas en homenaje al Día Internacional del Trabajo. “Es mi día, así sea solo, así no convoquen nuestras organizaciones sindicales del gremio, yo marcho. Es mi día”, repetía con orgullo. Don Antonio tiene razón, el trabajo dignifica. Tal vez el 1 de mayo sea una especie de homenaje a la dignidad de todo aquel que, con una fuente de empleo, tiene la posibilidad de ganarse la vida dignamente. De ahí se desprenden y dependen vivienda, educación, seguro de salud y la posibilidad de una futura jubilación.

Es terrorífico imaginarse sin empleo. Llegar a fin de mes sin que nadie te deba nada y tú tengas deudas con medio mundo. Sin la perspectiva de que en unos días podrás cobrar. Tal vez por eso no deja de sorprender la capacidad de imaginación que tienen las personas de hacer lo que sea, legal, para sobrevivir si no hay un empleo estable. Los técnicos le llaman informalidad.

Ese derecho, al trabajo, lamentablemente, está regado de piedras. Cada vez es más difícil alcanzarlo. Los viejos estorban porque deben dar paso a los jóvenes; a los jóvenes se les exige cinco años mínimos de experiencia para optar a un primer empleo; a todos se les exige militancia partidaria y aporte voluntario para poder trabajar en institución pública. Si se es mujer las exigencias pueden aumentar un poco más.

Y por si fuese poco, la tecnología constituye una nueva amenaza. Los informes periodísticos dicen, por ejemplo, que la agencia de noticias AP ya redacta información económica mediante computadoras, y que la empresa Amazon, de ventas por internet, hace envíos a sus clientes del área rural de Estados Unidos mediante drones. En la industria automotriz la robotización ha dejado en la calle a miles de obreros en los últimos años.

Un informe de la Universidad de Oxford dice que cerca del 47% de los trabajos que se realizan actualmente en Estados Unidos son susceptibles de ser sustituidos por robots. De entre 702 ocupaciones estudiadas, las más susceptibles son las del transporte de mercancías, comercio, oficinas y fábricas.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha calculado que desde 2008 se han destruido cerca de 61 millones de empleos, y hasta 2019 más de 210 millones carecerán de empleo. Este año, la Foxconn de Taiwán anunció el reemplazo de 60.000 empleados por robots, y su meta es llegar a emplear a un millón… de robots. Solo Google destina cerca 10.000 de dólares en investigación y desarrollo tecnológico para la automatización, que significa prescindir de humanos en el trabajo.

Las grandes olas migratorias, la expulsión silenciosa de la población latinoamericana, así como las estruendosas, con miles de muertos en África y en Oriente Medio, hacia países ricos son caravanas contra el hambre, contra la falta de empleo.

Este panorama era inimaginable en las épocas en que Don Toñito Miranda marchaba orgulloso por el centro de La Paz festejando su primero de mayo como trabajador del periódico Presencia. Quienes tenemos un empleo, ahora, tenemos muchos más motivos para responder ¡viva!, cuando alguien grite desde las filas sindicales ¡Viva el primero de mayo!

* es periodista.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia