Columnistas

Dos enemigos

El sedentarismo y los malos hábitos alimenticios están provocando cáncer y diabetes en los niños

La Razón (Edición Impresa) / Lucía Sauma

01:48 / 30 de octubre de 2014

En Bolivia hay al menos 327 niños hospitalizados con cáncer. Los tipos más frecuentes son leucemias, tumores de sistema nervioso, de huesos, de sistema linfático y de hígado. Se ha detectado que la mayoría de los niños internados en el Hospital del Niño en La Paz provienen de Oruro y Potosí. El tratamiento tiene un costo aproximado de Bs 90.000, el mismo que puede duplicar la vida de los niños con cáncer, pero al que acceden muy pocos al ser tan elevado.

Otro mal que está afectando a los niños es la diabetes infantil; se han registrado más de 500 casos. Los médicos que atienden esta enfermedad están alarmados por el incremento de niños que la padecen. Según los especialistas, el sedentarismo de los chiquitos que se sientan frente a los videojuegos y la computadora y el consumo de comida chatarra son las principales causas de esta enfermedad crónica.

Tanto el cáncer como la diabetes se han incrementado en los últimos cuatro años afectando gravemente a los niños. No son enfermedades que se contagian, tienen otras casusas, que hay que investigar. El sedentarismo y los malos hábitos alimenticios están enfermando a los niños. La gordura no es señal de bienestar, es algo que se debe controlar. Es de primerísimo orden trabajar desde los hogares preparando comidas sanas, vigilando qué consumen fuera de la casa, insistiendo para que en las escuelas se condicione la venta de frituras, golosinas y otros productos con demasiados conservantes y químicos.

Hace unos días, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo conocer 12 formas de prevención del cáncer, como el mantener un peso saludable, evitando la obesidad; reducir el tiempo que los niños pasan sentados, incorporando cada día alguna actividad física; tener una dieta saludable y equilibrada, comiendo de forma variada, muchos cereales, legumbres, verduras y frutas; evitar los dulces, las grasas, las gaseosas; disminuir el consumo de carnes rojas y el exceso de sal. La aplicación de estas medidas por parte de las familias es un modo de prevención del cáncer y también de la diabetes.

Por otro lado, el Estado debe contribuir elaborando políticas públicas que investiguen y detecten las causas del cáncer y la diabetes en los niños del país. Otro rol que el Estado debe cumplir en este tema es intervenir en la curación, facilitando el acceso a los tratamientos por cuyo costo excesivo los padres de familia abandonan los tratamientos o nunca los inician.

Tanto la diabetes como el cáncer ya no son enfermedades con casos aislados, por tanto, se hace necesaria la intervención decidida de las familias, las organizaciones y el Estado contra estas dolencias, que están causando la muerte de niñas y niños bolivianos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia