Columnistas

Los esfuerzos por perder votos

Candidatos y partidos hacen esfuerzos por desencantar al electorado

La Razón (Edición Impresa) / Rubén D. Atahuichi López

02:04 / 26 de agosto de 2014

Salvo las encuestas, que más o menos revelan cuál de los candidatos tiene opciones de siquiera contar con representación legislativa, no hay nada interesante en las campañas electorales. Desde aquel 50-50 de división de ingresos de la renta petrolera propuesto por Samuel Doria Medina, que de facto es tema de debate, solo dislates y denuncias discurren en los medios de información y los foros públicos. Aparentemente, candidatos y partidos hacen esfuerzos por desencantar al electorado en vez de conquistarlo.

Para empezar, es muy lamentable que el mismo presidente Evo Morales, el candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), sea quien haya roto las reglas del Tribunal Supremo Electoral (TSE), como lo hizo el viernes al presentar a candidatos de La Paz a través de algunas televisoras, incluso consciente —como lo admitió también— de que su partido iba a ser sujeto de sanciones. Como se sabe, hasta el 12 de septiembre, cuando se abra la campaña mediática, los partidos están prohibidos de hacer campaña electoral a través de los medios.

Vulnerar las normas dice mucho, y mal, del líder político, que vulnera la institucionalidad democrática que, en algún momento, validaron o, quizás, validarán su nuevo mandato. Sin embargo, eso lo está anotando el votante, como las actuaciones de otros candidatos, aunque la tendencia del MAS aparentemente es irreversible.

Ya es por demás conocida y cuestionada la propuesta (“a futuro”, lo aclaró) de Doria Medina de asignar las ganancias de los hidrocarburos “50% al Estado y 50% al inversionista”, pero su afán por mediatizar la denuncia contra el MAS y descalificar al TSE —desgastado, cierto— le está haciendo perder la oportunidad de presentar su plan de gobierno y no le está dando resultados: no crece en la intención de voto y cede espacios ante su inmediato seguidor, Jorge Quiroga, del Partido Demócrata Cristiano (PDC), que, por su lado, sube levemente.

La estrategia es la misma: denunciar y descalificar lo avanzado en los últimos años, al punto de plantear por ejemplo el retorno de la DEA (Drug Enforcement Administration, en inglés) para la lucha contra el narcotráfico. El expresidente incluso considera que la nacionalización, que el Gobierno dice haber consumado, fue una estafa y plantea una auditoría si es que es elegido el 12 de octubre. Su discurso se concentra en la descalificación de las acciones del gobierno del MAS.

Otro que desahucia al TSE es Juan del Granado, el candidato del Movimiento Sin Miedo (MSM). A pesar de ser quien mejor, y con tiempo, trabajó una propuesta de gobierno con la que sería capaz de defenderse, también se concentra en las denuncias y la descalificación, que, si bien pueden ser ciertas, distraen la atención en sus propósitos de gobierno.

¿Será buena esa estrategia? Aparentemente, no; los resultados la denuncian. No quiero creer que los contendores de Morales trabajan para perder o solo para sumar uno, dos o tres legisladores, que para eso alcanza ese caudal de entre 0% y 18% de la preferencia electoral que exponen las últimas encuestas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia