Columnistas

La falsa ecología

La quinua podría generar recursos similares a la soya, fortaleciendo la economía de occidente.

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Iturri

03:31 / 22 de febrero de 2013

En medio de la inauguración del Año Internacional de la Quinua, han surgido voces que proponen un boicot a la comercialización del grano de los dioses andinos bolivianos en los países industrializados, pues, sostienen, al elevarse el precio de este alimento evita que los pobres de nuestro país puedan consumirlo.

El argumento es claramente falaz. De hecho en los últimos años el consumo de quinua per cápita aumentó de 350 gramos a más de un kilo; y el Gobierno piensa que hasta fines de 2013 podría llegar a dos kilos.

Además, una acertada política gubernamental ayudará a que se tome en cuenta que detrás de la domesticación de este cultivo estuvo la sabiduría de los pueblos indígenas; y que fueron ellos los que mantuvieron este alimento inigualable, a pesar de la prohibición colonial. Es decir, que el Año Internacional de la Quinua no sólo debe servir para que el planeta reconozca la importancia de una planta que posee todos los aminoácidos, que es el más completo de los alimentos y además combate la diabetes; debe servir también para que internacionalmente se reconozca los saberes ancestrales de los indígenas andinos. Sin estos saberes, jamás se hubiera logrado el conocimiento para el cultivo y la utilización de la quinua tanto en la alimentación como en la medicina tradicional.

Plantear un boicot a la quinua boliviana en realidad sólo contribuiría a que el mercado sea ocupado por producción estadounidense.

Por el contrario, lo que debe hacerse es aumentar los cultivos, pero de manera ordenada. Es decir, sin afectar los bofedales ni las reservas de agua. Existe en Bolivia un interesantísimo proyecto para utilizar tierras degradadas (se calcula que son 8 millones de hectáreas del altiplano boliviano) para expandir los cultivos usando aguas subterráneas.

De expandirse con control y apoyo gubernamental, muy pronto la quinua podría generar recursos similares a la soya cruceña, fortaleciendo la economía de occidente, y evitando la migración masiva. Todo ello sin descuidar a los bolivianos.

Hay que incentivar el uso de la quinua en la alimentación complementaria escolar, hay que rescatar los mitos y las historias de los hombres y mujeres que cultivan el grano de los dioses, hay que abrir los medios a que informen sobre este tema con la misma fuerza que le ponen a la crónica roja, hay que... No sigo, tengo que ir a la sede de las Naciones Unidas para el Año Internacional de la Quinua.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia