Columnistas

El ferrocarril transcontinental

Los grandes intereses de los Estados no se determinan por políticas contingentes mezquinas

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Prudencio Lizón

00:13 / 03 de diciembre de 2014

El anuncio del presidente peruano, Ollanta Humala, de que el trazado del tren transcontinental que uniría Brasil con Perú no contempla pasar por Bolivia, “por razones de interés nacional”, ha causado gran desilusión en nuestro país. Se ha llegado a creer que esta decisión habría sido provocada por el enfriamiento en los últimos años de nuestras relaciones con Perú y Brasil. Pero la realidad es otra. Los grandes intereses de los Estados no se determinan por cuestiones de mezquinas políticas contingentes.

La verdad es que era imposible que el Brasil y Perú, que son fronterizos, hubiesen aceptado que una línea ferroviaria tan costosa y que va a mover miles de toneladas de carga pase por un tercer país, ajeno a ellos. Hay que agregar además que Bolivia está considerada como una de las naciones más inestables del continente, donde surgen huelgas, paros y bloqueos en forma constante. Habría que imaginar ¿qué ocurriría si se produjera en nuestro territorio, uno de esos consabidos bloqueos y se levantara una muralla de piedras en la vía ferroviaria, poniendo en peligro la vida de cientos de personas y de miles de toneladas de carga? A ello hay que agregar la cuestión del puerto de Ilo. Ya lo dijo el presidente Humala, su país no utilizará dicho puerto,  sino uno de los del norte. El fundamento principal es que Ilo es el peor puerto internacional que tiene el Perú.

Cuando se determinó la privatización de los puertos peruanos, el único que no fue adjudicado fue precisamente Ilo, el cual ha quedado bajo la ineficaz administración estatal. Lamentablemente su bahía es muy abierta, y eso determina la existencia de una corriente marítima muy fuerte. Mientras que los puertos del norte son amplios y modernos, además, pueden ser incrementados hasta convertirse en megapuertos, susceptibles de recibir la enorme exportación de granos procedentes de Brasil.

Queda por último considerar un punto fundamental: la imposibilidad de construir un ferrocarril internacional desde Bolivia, a través de Tacna, hasta Ilo, sin la aquiescencia chilena. Se debe recordar que en el Protocolo Complementario al Tratado de Lima de 1929 se determinó no solo el previo acuerdo de Chile y Perú para la cesión de ese territorio a una tercera potencia, sino también para “construir, al través de ellos, nuevas líneas férreas internacionales”. Por tanto, el mentado ferrocarril transcontinental, luego de pasar de Santa Cruz a Cochabamba, no podría continuar la vía hacia el mar, sino que debe subir a La Paz, y de aquí continuar hacia el río Desaguadero, Puno e Ilo; es decir, una ruta muchísimo más larga.

Evidentemente existe un anhelo nacional de levantar Ilo a favor de Bolivia. Hasta hay gentes que proponen que se debiera trasladar la mayor parte de nuestro comercio exterior por el Pacífico de los puertos chilenos hacia este puerto del sur peruano. Pero, lamentablemente, todos los esfuerzos que se hagan en el puerto de Ilo están condenados al fracaso. Cabe reiterar que éste es el peor del Perú, y sería muy difícil convertirlo en uno moderno y bien construido. Además, cabe la pregunta: ¿si se cree firmemente en que Chile tarde o temprano nos concederá una salida al mar por el corredor al norte de Arica, el cual ya nos fue ofrecido en varias oportunidades, entonces para qué preocuparnos de Ilo y gastar nuestro dinero en habilitarlo si luego tendríamos un puerto propio? En el futuro, cuando se haya solucionado el problema marítimo nacional, entonces sí podríamos concebir la posibilidad de instalar un corredor ferroviario transcontinental desde Brasil, cruzando Bolivia, hasta el puerto de Arica y también al puerto boliviano. Estos dos puertos podrían constituirse en un verdadero megapuerto; y, de este modo, el Brasil podría contar con dos corredores, ya sean ferroviarios o carreteros, para sacar sus millones de toneladas de grano por el océano Pacífico, uno hacia el norte peruano, y el otro hacia el megapuerto chileno-boliviano de la zona de Arica.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia