Columnistas

Gran Poder: Patrimonio de la Humanidad

Esta declaratoria fue posible gracias al trabajo de Carmen Beatriz Loza y de las personas que la apoyaron

La Razón (Edición Impresa) / Esteban Ticona

01:00 / 14 de diciembre de 2019

El miércoles, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró a la entrada del Gran Poder, también llamada fiesta mayor de Los Andes, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Esta decisión se la adoptó de manera unánime en la reunión del Comité Intergubernamental para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial que se realizó días atrás en Bogotá.

El equipo de evaluación señaló que el Gran Poder cumple los requerimientos para la declaratoria, aunque solicitó mejorar el proceso de inventariado del patrimonio e incluir información detallada y relevante para su próximo reporte periódico. Entre otras solicitudes de inscripción en la lista de patrimonio inmaterial figuraban la fabricación artesanal de cerámica estilo talaverano en Puebla y Tlaxcala (México); la técnica de cerámica de Talavera de la Reina y El Puente del Arzobispo, dos municipios de la provincia española de Toledo; y la música y baile de la bachata (República Dominicana).

Cabe recordar que en 2017 la Asociación de Conjuntos Folklóricos del Gran Poder (ACFGP) conformó un comité que preparó los trámites para impulsar esta declaración. Cada año, cerca de 40.000 bailarines y 6.000 músicos toman las calles del centro de La Paz para mostrar el colorido de sus trajes y los pasos que ensayan durante meses. Por ejemplo, este año 74 fraternidades formaron parte de la fiesta-entrada: 22 de danza pesada, 45 de danza liviana y siete de autóctona. El Ministerio de Culturas y Turismo (MCyT) y la ACFGP elaboraron el expediente, que fue enviado a la Unesco en marzo de 2017, en base al proyecto de la historiadora Carmen Beatriz Loza, quien fue responsable de la Unidad de Patrimonio Inmaterial del MCyT.

Recuerdo el entusiasmo de Carmen Loza, recientemente fallecida, que me contó las muchas horas de reunión, sobre todo con la ACFGP y de manera particular con los prestes de la fiesta. Según ella, no se reconoce la labor de los pasantes en la organización y el desarrollo de la fiesta, a pesar de que sin ellos no sería posible su realización plena. Carmen no solo preparó la carpeta de manera minuciosa y exitosa, para solicitar la declaratoria, fue también la investigadora antropóloga que se propuso entender cómo se reproduce la reciprocidad, la redistribución, la ostentación y el lujo entre los aymaras urbanos. Más allá de la fe y de la devoción a un Dios cristiano llamado Jesús del Gran Poder, hay también un espíritu muy andino que se reproduce en la fiesta urbana. Loza, en su rol de historiadora, también apoyó la organización de un museo de la fiesta del Gran Poder.

Hoy otras autoridades recibirán el galardón, y dudo que éstas crean en la fiesta andina, y estoy casi seguro de que ni saben quiénes son los verdaderos gestores de este nombramiento tan importante para el país. Subrayo el rol de Carmen Loza y de las personas que la apoyaron, y espero que no queden en el olvido. Carmen contribuyó con otras declaraciones de la Unesco, como la cosmovisión de los Kallawayas, la Fiesta Ichapekene, el Pujllay y el Ayachiri, la feria de Alasita y ahora el Gran Poder. Eso es hacer patria modestamente. Uka jach’a thuqhuwisa Gran Poder sutinixa jichhat uksaruxa Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, satawa. Mama Karmin irnaqawipaxa wali sumawa. ¡Jallalla Gran Poder!

* Aymara boliviano, sociólogo y antropólogo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia