Columnistas

Otra forma de proyectar la cultura

El mundo comunicacional e informático está abierto a las ciudades y a su población

La Razón (Edición Impresa) / Patricia Vargas

00:19 / 12 de noviembre de 2015

Desde siempre se ha escrito sobre las tradiciones culturales, lo cual no solo incentivó la consolidación de su valoración como expresión de las naciones, sino formó parte de su patrimonio cultural. Así, las urbes ricas en tradiciones populares —luego de haber afianzado el sentido original que cada una conlleva— comenzaron a entender que necesitan de una especie de “reinvención” en su fundamento para proyectarlas al futuro.

Asimismo, es evidente que la fortaleza de lo simbólico que encierra cada una de esas expresiones populares no solo colabora a reforzar la identidad de las naciones, sino a consolidar su riqueza cultural. Nos referimos a los bailes folklóricos, música nativa, los distintos signos, las interpretaciones musicales orquestales nativas, las ceremonias populares y otras.

Sin embargo, todo país requiere de la proyección al futuro de ciertas formas de expresión, de ahí que éstas no solo debieran incentivarse en la creatividad, sino en la producción de nuevos programas culturales que consideren, por ejemplo, la conformación de organizaciones encargadas de su difusión. Asimismo, se debiera proteger la propiedad intelectual de sus artistas no solo para evitar que todas esas expresiones sean incorporadas a composiciones ajenas, sino para impedir su desaparición.

Está claro que primeramente será necesario comenzar a apelar a nuevas y distintas formas imaginativas para la expansión por ejemplo musical. Todas dirigidas hacia el futuro con el apoyo de la tecnología comunicacional, la cual se convierta en el medio indiscutible de propagación de esos valores culturales. Así, se podría aseverar que esas importantes expresiones del pasado, si bien buscan aún conservar su sentido original, en la actualidad no es posible que dejen de evolucionar. De esa manera se convertirán en expresiones culturales evolucionadas, las cuales rechazan todo anhelo de congelamiento.

Se entiende que lo contemporáneo y su proyección al nuevo siglo ya han llegado a la vida cotidiana, lo cual debiera reflejarse también en la evolución de las nuevas producciones culturales, a fin de que su exportación sea otro motivo de atracción para el turismo en las ciudades. ¿Y cuál sería la otra forma de proyectar la cultura popular? 

Un camino en la exportación del folklore, la música y demás, tan ricos y diversos en este país, es a través de la producción de videos que luego pueden ser difundidos en las redes sociales, como YouTube. Ejemplos similares han conseguido algo mas de 500.000 visitantes por año. Sin duda, una forma bastante atrayente de apropiarse de ese nuevo  espacio comunicacional para abrir las fronteras.

Para nadie es desconocido hoy que el mundo comunicacional e informático está abierto a las ciudades y a su población, no solo para que aquellas sean visitadas y den a conocer su cultura llena de costumbres, tradiciones y expresiones populares, sino para ser destacadas y publicitadas en el ciberespacio.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia