Columnistas

El fotógrafo del Palacio

José tiene lista una exposición con lo mejor de las fotografías que ha tomado en estos 27 años

La Razón / Homero Carvalho Oliva

00:00 / 03 de febrero de 2013

Hace unos días me encontré con José Lizaure Ortíz, fotógrafo oficial del Palacio Quemado desde 1986, año en el que Freddy Alborta le dejó la responsabilidad de fotografiar al inquilino mayor de la plaza Murillo. José, también conocido como Chapas o Chapatín por sus amigos, tiene 36 años en el oficio, 27 de los cuales ha sobrevivido a todos los presidentes que han pasado por el Palacio Quemado. Algo inusual si tomamos en cuenta que este tipo de empleo está expuesto a las preferencias y caprichos del primer mandatario. 

Le recordé a José un magnífico reportaje que le hicieron el 22 de enero de 2006, en el periódico La Razón,  con motivo del ascenso al poder de Evo Morales, y él me confesó que ese reportaje le había traído algunos problemas. Luego me contó, de manera sincera, cómo veía a cada uno de los presidentes con los que trabajó. Empezó tomando fotos durante el gobierno de Víctor Paz Estenssoro (1985-1989), y hoy continúa haciéndolo con Evo Morales Ayma. José guarda muchas anécdotas de cada uno de los mandatarios que se sucedieron en esta época democrática, algunas hilarantes; otras, dramáticas, humanas y, por supuesto, políticas,  con todo lo que eso significa.

Recordó que muchos de los presidentes se llevaron sus propios y reconocidos fotógrafos, pero que él seguía siendo el oficial, por lo menos en la planilla de funcionarios. Según José, Víctor Paz Estenssoro era un hombre muy austero y puntual, que no perdonaba los errores de sus ministros; como la vez que destituyó a uno de ellos por agredir a un policía de tránsito, y a otro por presentarse borracho al Congreso Nacional. De Jaime Paz Zamora cuenta que le gustaba organizar guitarreadas los fines de semana y, en muchas ocasiones, se llevaba a su tropa al Picacho y que su fotógrafo fue Tony Suárez. De Gonzalo Sánchez de Lozada destaca que le gustaba comer bien y que su esposa, doña Ximena, organizaba cenas de lujo con chefs internacionales. Goni se llevó a Gastón Ugalde como su propio fotógrafo.

De Hugo Banzer asegura que siempre andaba cabizbajo, y tras que tenía la oportunidad fumaba sin que su esposa lo viera. José sonríe al afirmar que doña Yolanda era la que    realmente mandaba. Por sus declaraciones tuvo problemas con Carlos Mesa, quien le reprochó el haber dicho un epíteto negativo sobre su carácter, que según José no lo hizo.

Mesa también se llevó su propio fotógrafo: Patricio Crooker. Del actual presidente, Evo Morales, comenta que es muy madrugador y que le encanta tomar una sopita a media mañana y viajar por todo el país a entregar obras. Afirma que ahora sí puede decir que ha conocido todo Bolivia, desde las capitales departamentales y provinciales, hasta la más humilde comunidad. Hasta la fecha, Evo ha tenido varios fotógrafos, tanto nacionales como extranjeros.

José tiene lista una exposición con lo mejor de las fotografías que ha tomado en estos 27 años, en la que mostrará a los presidentes no solamente en actos oficiales, junto a personalidades del exterior y dirigentes políticos, sino también imágenes más íntimas, con la familia y los amigos.   

Etiquetas

Documento sin título

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia