Columnistas

Los gais no deben temer en Sochi

Rusia da la bienvenida en Sochi a todos sus huéspedes, independientemente de su orientación sexual

La Razón / Alexey A. Sazonov

02:34 / 17 de agosto de 2013

Los XXII Juegos Olímpicos de Invierno se celebrarán en Sochi (Rusia) del 7 al 23 de febrero de 2014, seguidos por los Juegos Paralímpicos, que tendrán lugar en la misma ciudad entre el 7 y el 16 de marzo. Recientemente, este evento ha recibido la atención de algunos sectores desde una perspectiva inusual. Con el pretexto de la reciente promulgación en Rusia de una ley que prohíbe la difusión, entre los menores de edad, de propaganda que incluya relaciones sexuales no tradicionales, se ha desatado una suerte de campaña política de sabotaje en contra de los Juegos Olímpicos. Se argumenta que la ley es discriminatoria y que podría poner en peligro la seguridad de los deportistas y huéspedes con orientación sexual no tradicional que participarán en Sochi.

No es la primera vez que la política exterior e interior independiente rusa suscita interés en varios países y desagrada a sus adversarios. No obstante, es necesario explicar que nuestra legislación prohíbe la discriminación de cualquier tipo. Además, el país cumple con los compromisos asumidos en el marco de las Naciones Unidas y las disposiciones pertinentes de la Convención Europea de Derechos Humanos.

La Constitución de la Federación de Rusia garantiza la igualdad de los derechos y libertades del hombre y del ciudadano, independientemente de su sexo, raza, nacionalidad, idioma, origen, posición económica, religión, pertenencia a asociaciones públicas y la orientación sexual.

La cuestionada ley que causó molestia en Estados Unidos y en otros países europeos sólo prohíbe la imposición de las convicciones sexuales no tradicionales, y solamente a los menores de edad. Según nuestra Constitución, la familia, la maternidad y la infancia son los valores que garantizan la conservación y el desarrollo del multiétnico pueblo de Rusia.

De igual manera, nuestro país ha suscrito la Convención de los derechos del niño y protege los intereses de los menores de edad; y nuestras leyes obligan a los órganos del poder estatal proteger a los niños de la información que pueda poner en riesgo su salud y su desarrollo moral y espiritual.

Rusia da la bienvenida en Sochi a todos los atletas y visitantes, independientemente de su orientación sexual. Las Olimpiadas son los eventos internacionales más importantes y debemos mantener actitudes correctas y ser tolerantes. Al mismo tiempo, esperamos que nuestros huéspedes extranjeros se guíen por el principio fundamental olímpico: el respeto de las leyes del Estado receptor. Los atletas homosexuales no sufrirán ningún castigo en Sochi por su orientación, pero no se va a permitir que hagan propaganda de corte sexual. Una mirada objetiva a la situación de las personas LGBT (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, travestis, transgénero) en Rusia muestra que todos los ciudadanos, rusos y extranjeros, están protegidos por la Constitución y las leyes. Además, en Rusia funcionan las organizaciones sociales que representan a los intereses LGBT.

En cuanto a la norma contra la propaganda de las relaciones sexuales no tradicionales, su aplicación es controlada rigurosamente por los tribunales rusos. Las sanciones contra la violación de dicha ley son sólo administrativas, no penales; y la responsabilidad legal se produce sólo en el caso de la infracción intencionada de la prohibición.

La legislación rusa no obstaculiza a los miembros del colectivo LGBT luchar por los derechos a través de los medios legales. Los rumores sobre los numerosos casos de la violencia respecto a las personas de la orientación sexual no tradicional no corresponden a la realidad. Aunque es necesario reconocer que la mayoría de los ciudadanos rusos y la Iglesia ortodoxa tratan de preservar sus valores tradicionales.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia