Columnistas

El globo desinflado

La actitud maniquea de las grandes agencias de información obedece al interés de sus propietarios

La Razón / Reymi Ferreira

00:02 / 10 de mayo de 2013

Las agencias internacionales informativas que dominan el mundo, en lugar de promover la cultura de paz y el diálogo, toman franco partido por un bando y desacreditan al contrario. Esta actitud maniquea obedece al interés de los propietarios de las grandes agencias y medios, y terminan afectando los juicios de valor, el conocimiento y sentimientos de la opinión pública, que carente de opciones asume esas interesadas perspectivas.

Como consecuencia, estamos informados de los tres hermanos Castro, sabemos su vida, sus antecedentes, y las jóvenes secuestradas ya son parte del imaginario popular en Bolivia, Fiji, o Sudáfrica. En el mundo conocemos los pormenores del atentado en Boston, los protagonistas, sus héroes y villanos. Conocemos en detalle la posición de Henrique Capriles, el candidato derrotado en Venezuela y muchos asumen como verdad un supuesto fraude.

Esas mismas agencias de noticias apenas dieron cobertura a la muerte de diez niños en Afganistán, víctimas de un bombardeo norteamericano. Esas mismas agencias callan el bombardeo de Israel a Siria, y no se han preocupado por el perfil del recientemente elegido presidente del Paraguay, investigado por la propia agencia antidroga norteamericana.

Contra su gusto, las agencias han publicado marginalmente la digna negativa del científico Stephen Hawking de visitar Israel como repudio por los abusos cometidos por dicho país contra la población palestina.

Las agencias que poco dicen de los grandes avances de la medicina en Cuba, o que la economía de Venezuela ha pasado a ocupar el cuarto lugar en Sudamérica, tampoco informan que el nivel del desempleo en España, en algún momento referente del éxito del capitalismo, ha llegado al 30% de su población económicamente activa y que existen 38.000 españoles que viven en la calle, bajo los puentes y pasos a desnivel.

Hace unas semanas, se nos inundó con titulares de una supuesta amenaza de agresión a objetivos norteamericanos por parte del régimen comunista coreano, y su líder fue caracterizado como un sanguinario y prepotente dictador y un peligro para la paz mundial, cuando a diferencia de Israel o EEUU no ha lanzado un solo misil, ni invadido ningún país, ni sus fuerzas han bombardeado población civil alguna. Lo raro de todo esto es que esas noticias alarmistas, que anunciaban una agresión inminente por parte de Corea del Norte y calamidades de todo tipo que generaron grandes titulares mediáticos, han cesado súbitamente, desinflando un globo informativo artificial. No hubo guerra ni acto parecido, y lo que durante semanas alarmó al mundo, hoy ha dejado de ser noticia. Otras prioridades tienen las transnacionales de la comunicación, entre las que no se encuentran las verdaderas necesidades informativas del planeta.  

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia