Columnistas

El hombre que perdió sus pantalones

Francia y Portugal han cometido un serio ultraje en la persona del Presidente de Bolivia

La Razón / Rolando Morales Anaya

00:00 / 04 de julio de 2013

La última noticia que llegó este martes 2 de julio es que Portugal y Francia obstaculizaron el vuelo del Presidente de Bolivia por sospechas de que en ese avión estuviera oculto Edward Joseph Snowden, el hombre que hizo conocer el espionaje de Estados Unidos al mundo entero, incluyendo a los gobiernos europeos, y entre ellos a Portugal y Francia. También nos espían a los bolivianos, pero eso poco nos importa.

Europa está enojada, pero sus gobernantes optan por arreglar amigablemente con los Estados Unidos el malestar continental que provocó el espionaje americano. Sin duda, ello es necesario muchas veces, pero no es necesario bajarse los pantalones en ese intento, más aún en el caso de Francia,  para cuyo Presidente mucha gente votó a favor y que ahora se lo ve en una posición triste.

No es cuestión de ser evista o no, pero Francia y Portugal han cometido un serio ultraje en la persona del Mandatario de Bolivia. ¿Debería dar lugar a la ruptura de relaciones diplomáticas?

O, por lo menos, ¿a un llamado de atención no solamente por el ultraje pero también por la sumisión de un gobierno socialista hacia los Estados Unidos? Peor aún. El Presidente francés ordenó la invasión a Mali, igual que los gringos hicieron en muchos lugares del mundo, y actualmente anda promocionando el levantamiento del embargo de venta de armas a los rebeldes sirios, sabiendo que ello servirá para que muera mucha más gente.

Ingenuo como soy muchas veces, pensé que Europa daría en el blanco como represalia al espionaje americano concediendo asilo a Snowden, para que con las garantías de seguridad del caso pudiese hacer conocer a los europeos las estrategias de espionaje de los estadounidenses; pero en lugar de ello, sus gobiernos prefieren callarse, lo que significa en este caso consentir a que sigan espiándolos. Bueno, la verdad es que muchos espían a sus parejas, y esto es considerado como normal... por ellas.

Europa se encuentra en una crisis que es imposible de creer para muchos bolivianos, pues ha llegado a ella por su desorden, indisciplina, debilidad institucional y académica para resolver los problemas. En esas circunstancias, lo que le corresponde hacer es pedir ayuda a los países que pasamos por problemas similares y que, felizmente, los pudimos superar; pero la soberbia de los europeos les impide pedir socorro. Que traten mal a un presidente de América Latina es el colmo del atrevimiento.

En estas circunstancias, cabe sugerir que si los europeos no quieren dar asilo a Snowden, Bolivia se lo otorgue, esto en aras de la libertad, en oposición a los intentos abusivos de Estados Unidos de controlar a todos y por la paz del mundo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia