Columnistas

Siete impresiones sobre el Nobel

Espero que después de esta visita los intelectuales liberales del país salgan de sus cavernas platónicas

La Razón (Edición Impresa) / Carlos Guzmán

00:00 / 29 de enero de 2014

La llegada del Premio Nobel de Literatura 2010 a la ciudad de Santa Cruz me causó algunas impresiones que detallo a continuación. Primero. Me quedo (aunque suene a tautología) con el Mario Vargas Llosa novelista y ensayista, aquel que le regaló a Bolivia en su segundo cuarto aniversario un coloquio literario formidable de aproximadamente 90 minutos, que nos hizo olvidar la interminable latera presidencial de cuatro horas.

Segundo. Obviamente la llegada del Nobel corresponde a una intencionalidad política totalmente legítima, que es la de oxigenar la crisis del discurso liberal en Bolivia, donde la Fundación Nueva Democracia después de este evento se ha convertido (o pretende) en el núcleo del pensamiento liberal boliviano, lo cual es profundamente saludable y anima el debate político en el país dominado por la moda Marxista-socialista-posmodernista que impone posturas y creencias a su antojo.

Tercero. Espero que después de esta visita los intelectuales liberales que hay en Bolivia salgan de sus cavernas platónicas y empiecen a producir literatura en serio, teoría política, poesía, música, etcétera, para que el debate epistemológico sea animado y diverso, puesto que una de las causas de la crisis de los liberales bolivianos es la falta de intelectuales orgánicos que bajen línea política. Vargas Llosa habló del compromiso de los intelectuales con la sociedad, hagan caso.

Cuarto. Es plausible que el evento estuviera dirigido a los entusiastas cuadros jóvenes que se entrenan en instituciones como Estudiantes por la Libertad o Casa de la Juventud con personalidades de este calibre. Plausible digo por el hecho de que los liberales en estos momentos ya estén pensando en la renovación de su dirigencia a mediano plazo, puesto que sus actuales líderes poco y nada producen a nivel político ni mucho menos a nivel intelectual, basta ver las patéticas declaraciones de Diputados “jóvenes” quienes reproducen discursos decimonónicos.

Quinto: En esta oxigenación liberal es interesante la crítica hacia nuestros “conservadores liberales criollos”, quienes siguen con posturas arcaicas y caretas contra la despenalización del aborto, la legalización de la marihuana y el matrimonio igualitario, anulando una esencia básica que es la libertad del individuo.

Sexto. Muy acertada la decisión de llevarlo a la Chiquitanía para que aprecie la teoría del “feliz mestizaje” entre jesuitas e indígenas, con esto se consolida aquella región como destino turístico cruceño, y con ello seguramente llegarán mayores ingresos a las ONG e instituciones que trabajan por ello.

Séptimo. Espero que diestros y siniestros sigan trayendo gente de primer nivel teórico y artístico a Santa Cruz; en esta ley de oferta y demanda electoral ganamos los votantes. Me quedo con el Silvio del Tahuichi y el Vargas Llosa del AECID. Espero que se esfuercen y sigan viniendo figuras como Galeano, Chomsky, Petras, Bauman y todos los cerebritos de talla mundial que están dando vueltas por ahí…

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia