Columnistas

‘El ingreso es Bs 10’

¿A quién rinden cuentas los reos como el que se me acercó exigiéndome Bs 10 para poder ingresar?

La Razón Digital / Jorge Quispe / La Paz

00:00 / 30 de octubre de 2016

Como periodista de investigación en reiteradas oportunidades oí que dentro del penal de San Pedro los internos se organizan para recaudar dinero que, según ellos, luego distribuyen en beneficio de toda la población carcelaria. Nunca logré constatar la existencia de una red que actúa de esa manera, pero en octubre pude corroborar aquello. Luego de pasar los controles y ser registrado por los policías del penal paceño, a los visitantes se les acerca un “taxi”, que es el nombre con el que se conoce a los internos que por Bs 2 se ofrecen a buscar al recluso con el que uno desea encontrarse.

Ese día la persona a la que fui a visitar estaba enferma. ¿Qué hago? le pregunté al “taxi”, y él me respondió, contundente, “igual tiene que entrar”. Así que después de que el Policía rayara mi antebrazo con un marcador rojo me propuse ingresar de todos modos. En ese momento otro interno me detuvo, afirmando: “¡Un momento! El ingreso es Bs 10”. Busqué un billete de ese corte y se lo di, y el recluso anotó aquel pago en un cuaderno que traía en la otra mano. Como no conocía el sector donde estaba la persona a la que buscaba, otro “taxi” me abordó para llevarme al lugar. “Pero tiene Bs 2, ¿no?”, inquirió, desconfiado; y aceptó guiarme solo después de que le respondiera que sí traía el monto solicitado.

No sé con exactitud cuántas personas ingresan cada día a la sección La Posta del penal paceño en la que me encontraba, pero estimo que deben ser más de 30. Me pregunto entonces a quién rinden cuentas los internos como el que se me acercó para exigirme Bs 10, y si realmente ese dinero va en beneficio de los al menos 2.045 privados de libertad recluidos en San Pedro, como alguna vez comentó un expresidente del Consejo de Delegados.

En 2009 se denunció la existencia de recorridos turísticos para conocer ese centro penitenciario. Tras la denuncia, la Dirección General de Régimen Penitenciario le puso el cascabel al gato y no se oyó más del tema; pero no estaría por demás efectuar nuevos controles. Creo que también hace falta con urgencia un paraguas electromagnético para evitar que los internos tengan acceso al teléfono celular. El 22 de marzo de 2015 La Razón denunció que se cometían al menos tres tipos de estafas desde el penal de San Pedro.

Para colmo de males, desde septiembre, unos 60 delincuentes de ese penal han sido liberados por jueces y juezas, la otra gran debilidad, y ahora andan libres. El Plan de Seguridad Tukuy Rikuy (que todo lo ve y todo lo escucha) intenta barrer con los malhechores de las calles, pero algunos operadores de justicia mueven cielo y tierra para sacarlos. Una vez libres vuelven a organizarse a fin de desvalijar a la población. Llegan las fiestas de fin de año y no está por demás recomendar a los bolivianos que tomen recaudos al salir de sus hogares.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia