Columnistas

Para inventarla

Los más felices son los países nórdicos, de cuyos habitantes tenemos la imagen de gente seria

La Razón (Edición Impresa) / Simple y claro - Lucía Sauma

03:51 / 20 de marzo de 2014

Quiero ser feliz, pero no todo el tiempo, porque se volvería rutina y ya no sabría qué es la felicidad. Tener problemas, sentirte solo, decir adiós cuando no quieres, hace la diferencia”, decía una joven de 28 años. “Soy feliz sólo a ratos, la felicidad eterna no existe”, fue la respuesta de un chico de 16 años. Ambos reaccionaron de esa manera a la pregunta ¿eres feliz?, a propósito de la celebración del Día Internacional de la Felicidad, instituido por las Naciones Unidas desde 2012 y que se celebró por primera vez el 20 de marzo de 2013.

La propuesta para celebrar la felicidad fue del Reino de Bután, una nación con 720.000 habitantes y que en 1949 dejó de formar parte de la India. En este pequeño país se mide el Producto Interior Bruto del nivel de felicidad de la población, desde la década de 1970. El primer ministro de Bután, JigmeThinley, argumentó que la felicidad en su país es un mandato constitucional, basado en el desarrollo socioeconómico sostenible y equitativo, la preservación y promoción cultural, la conservación del medio ambiente y el buen gobierno. El Reino de Bután es el país más feliz de Asia.

Según la medición que realiza la Universidad de Columbia en 156 países de todos los continentes, la nación más feliz del mundo es Dinamarca; le siguen Noruega, Suiza, Holanda, Suecia, Canadá y Finlandia. En resumen, los más felices son los países nórdicos, de cuyos habitantes tenemos la imagen de gente seria, poco alegre.

La felicidad, que es una aspiración de todo ser humano, también puede ser considerada como una medida del “progreso social”, aclara el informe, que explica que para lograr este objetivo es necesario que se la mida “como una evaluación (¿está contento con su vida en general?)” y “no como una emoción (¿quedó satisfecho ayer?)”, pues, de lo contrario, podría “inadvertidamente disminuir la voluntad de la sociedad para luchar contra la pobreza”. El estudio  mide tres factores:

—El bienestar que los habitantes de una nación dicen tener.

—La esperanza de vida con la que cuentan.

—La huella ecológica de una nación.

Una resolución de la Organización de las Naciones Unidas emitida en julio de 2011 resalta la importancia de estudiar la felicidad de cada país como una herramienta que ayude a guiar el desarrollo de sus políticas públicas; dicho de otra manera, es como encender el faro que guíe a los navegantes para no confundir abundancia con derroche, bienestar con vagancia. La felicidad viene con el esfuerzo, con el trabajo por alcanzarla y tras lograrla todavía exige mayor tesón para retenerla aun sabiendo que su mayor virtud es ser efímera.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia