Columnistas

Estado laico

La relación entre Estado y religión ha sido una de las más complejas en la historia moderna

La Razón (Edición Impresa) / Farit Rojas Tudela

00:00 / 28 de abril de 2014

La relación entre Estado y religión ha sido una de las más complejas en la historia moderna. Así Bodin (1530-1596) propuso un monarca neutral que garantice la paz sin tomar partido por ningún credo religioso. Hobbes (1588-1679) propuso que la máxima autoridad del Estado (el rey) se extienda incluso a los asuntos de índole religiosa. El soberano sería el único intérprete autorizado de la Biblia. Locke (1632-1704) propuso que ningún individuo sea obligado a pertenecer a una iglesia concreta, sino que la escoja libremente. Voltaire (1694-1778) condenó la intromisión de la religión en los asuntos públicos. A momento de la revolución norteamericana y francesa la separación del Estado y la religión fue retratada bajo el denominativo de Estado laico o laicismo.

La primera Constitución boliviana de 1826 tomó como base esencial el proyecto remitido por Simón Bolívar. En referido proyecto Bolívar señala que la Constitución no debe prescribir una profesión religiosa al Estado. Sin embargo, los constituyentes de 1826 incorporaron a la CPE el artículo 6, identificando a la religión Católica Apostólica Romana como la de la República, con exclusión de todo otro culto público. Esta tensión entre el laicismo y el Estado confesional se mantuvo en gran parte de la historia constitucional boliviana.

En 1844, mediante ley, el 11 de noviembre se declaran vigentes los concordatos celebrados entre el rey de España con la Corte de Roma. Asimismo en el Art. 2 de la reforma de 1871 se señala que: “El Estado reconoce y sostiene la religión Católica, Apostólica y Romana. Se prohíbe el ejercicio público de todo otro culto, excepto en las colonias que se formaren en lo sucesivo”. La aparición de esta tolerancia se relaciona con el fomento a la migración y el desarrollo de las zonas despobladas. Luego será suprimida en la reforma de 1878, pero será restaurada en el texto constitucional de 1880. Más de 20 años más tarde, el 27 de agosto de 1906 se autorizó por ley el ejercicio libre de cualquier otro culto. En 1920 y 1947 se propone que la Constitución declare a Bolivia un Estado laico. Ninguna de las reformas lo llevó a cabo. Recién en el proceso constituyente 2006 - 2009 retornaron las propuestas de hacer de Bolivia un Estado laico.

Por la manera en que se redacta el Art. 4 de la CPE vigente, y en consonancia con el Art. 86, el Estado fomenta el respeto y convivencia mutua entre personas con diversas opciones religiosas. Es decir, se pluraliza la relación con las distintas religiones y creencias espirituales. La Bolivia refundada en la pluralidad construye un relacionamiento distinto con la religión. No es propiamente un Estado laico, tampoco es un Estado confesional, sino, conforme a la voluntad constituyente, es un Estado con pluralismo religioso.

Es abogado y filósofo, coordinador del Centro de Estudios Constitucionales.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia