Columnistas

La leyenda negra

Todos los gobiernos que se sucedieron después de 1964, estuvieron ‘preñados de revolución’

La Razón / Ramiro Prudencio Lizón

00:28 / 02 de enero de 2013

El Gobierno nacional acaba de nacionalizar Electropaz y Elfeo, además de dos empresas subsidiarias, dizque con el fin de abaratar el costo de electricidad en el área rural. Lamentablemente, estas medidas confiscatorias del capital extranjero atentan contra el desarrollo nacional porque impedirán la llegada de nuevas inversiones del exterior. Debemos preguntarnos, ¿cuál es el origen de las confiscaciones de empresas extranjeras que realiza periódicamente el Gobierno? Y la respuesta es categórica: la Revolución Nacional de 1952.

Cabe recordar que dicha revolución arruinó el país con sus medidas de nacionalización y estatización. Con la nacionalización de las minas destruyó una riqueza que duraba 400 años y que había fundado y estructurado a Bolivia. Además, había financiado guerras internacionales, sobre todo la del Chaco. En su segundo gobierno, el presidente Paz Estenssoro tuvo el tupé de decir que el país había dejado de ser minero y debía dedicarse a la agricultura.

En cuanto a la agricultura, con la reforma agraria se paralizó hasta hoy toda producción agrícola significativa en los valles de Potosí, Oruro, Chuquisaca y sobre todo, de Cochabamba, llamada el granero de Bolivia. Asimismo en el altiplano y los yungas. Con dos medidas absurdas, como la supresión del pago de impuestos por los campesinos y la prohibición de  enajenar la tierra, el campo en toda la zona occidental nunca pudo recuperarse. La gran mayoría de los campesinos ahora vive en las ciudades y sólo va a sus tierras por poco tiempo, para sembrar y luego para cosechar. Pero no se preocupan del estado de sus minifundios porque no pueden adquirir nuevas tierras ni prestarse dinero por las suyas.

Pero la revolución nacional no sólo destruyó económicamente al país, sino que dejó una larga “leyenda negra”.  Ésta se basa en que los miembros del MNR, no contentos con haber dejado al país en la miseria, insistieron en las escuelas, colegios y universidades a enseñar que la obra de la     revolución había sido grandiosa y había modernizado a la nación.

Pues bien, todos los gobiernos que se sucedieron después de 1964 estuvieron “preñados de revolución”. La mayoría se dedicó a nacionalizar empresas extranjeras como la Gulf y Matilde, o simplemente, no se preocuparon de traer inversiones extranjeras. Ni siquiera Banzer (considerado hombre de derecha) hizo nada al respecto. Estuvo tan contento con el dinero que recibía de YPFB (producto de la ex Gulf) que no atinó a traer nuevas inversiones.  Como se recordará, al final de su gestión ya no había petróleo en el país.

En el siglo XXI, desgraciadamente, la leyenda negra se mantuvo. El MNR siguió insistiendo en que la Revolución de 1952 fue grandiosa. Ello repercutió en que toda la izquierda nacional continuara con ese pensamiento. Y el resultado fue el gobierno de Evo Morales. Él y su partido mantuvieron siempre un gran espíritu izquierdista y, por tanto, siguieron dicha senda. Y cuando subieron al poder, decidieron hacer algo semejante.

En consecuencia, de las nacionalizaciones y confiscaciones que Evo Morales ha efectuado y está haciéndolo no se podría culpar a su gobierno, sino a la leyenda negra que hasta ahora se enseña en los colegios. Pero es necesario que el Gobierno nacional comprenda que las estatizaciones tarde o temprano conducen al fracaso de una nación. Basta recordar a formidables estados como la Unión Soviética y los países de la Europa oriental, los cuales poseyendo muy alta tecnología y profesionales de primer nivel, se derrumbaron por mantener sus industrias principales bajo administración estatal.

Por ello, sería muy conveniente que en Bolivia se haga un verdadero examen de conciencia y se llegara a comprender, y hacer comprender a las generaciones futuras, que Bolivia está dotada de grandes riquezas; pero si se mantiene el estatismo y si se deja de lado las inversiones extranjeras, ellas permanecerán dormidas o semidormidas, y el país se mantendrá como uno de los más pobres del continente americano.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia