Columnistas

¿Qué se llama la ‘peli’?

'Bolivia cambia...' financió cuatro veces más proyectos deportivos que proyectos de salud.

La Razón (Edición Impresa) / Marco Basualdo

00:00 / 02 de julio de 2017

Escena uno: interior, hospital, noche. El iluminado salón del nosocomio cuenta con un número indeterminado de personas sentadas en los escasos asientos y otras tiradas en el piso. Hay pacientes de la tercera edad, mujeres, hombres, adolescentes, niños, bebés. Los galenos caminan por el largo pasillo, entran y salen de las salas, y evitan o están tan urgidos que no pueden atender a quien necesita realizar su consulta.

Escena 2: interior, living, día. La gran araña de luces ilumina la confortable habitación de muebles de cuero marrón donde familiares, amigos y cercanos rodean al convaleciente personaje de vestimenta gentil y souvenirs dorados en muñecas y cuello. Uno de los asesores busca en su tablet y se detiene en una página del Hospital Johns Hopkins, cuyos caracteres de presentación aclaran que ha sido elegido durante 21 años como el mejor de Estados Unidos. El enfermo asiente con la cabeza, y ello es suficiente.

¿Qué (así, en boliviano, soslayando el cómo) se llama la película? Póngale el título que quiera, lo cierto es que el acceso a la salud no es un derecho universal, esas son patrañas de la acostumbrada demagogia y este acceso obedece más bien a las posibilidades del bolsillo del infortunado. Si no hay platita, lo más probable es que uno no viva para contarla. Si hay poder, en contraste, el estado de las cosas cambia y es más que posible estirar los días del convulso destino como un verdadero chicle. Los poderosos locales lo hacen, no importa el color de su tienda, tienen la libertad de tratarse donde les plazca la engalanada gana: Evo, Luchito, y ahora el ministro del milagro. Y lo mismo sucederá con King Doria, los jerarcas cruceños o de cualquier otra parte del país, que de seguro no hacen fila en ninguna caja de salud. ¿Su carga? Pues no, algunos nacen con una estrella y otros nacen estrellados, es la historia de la humanidad.

El asunto es ¿qué hacemos para mejorar ése que dicen es un derecho fundamental, para que no sea simplemente un saludo a la bandera? El Primer Mandatario viajó de urgencia a Cuba puesto que, a decir de sus propios allegados, no existía en Bolivia la capacidad para atender su mal. Lo mismo con Arce Catacora, quien se ve obligado a renunciar a su tamaña responsabilidad, muy elogiada por cierto, para irse hacia un país vecino imaginamos por las mismas razones que el Presidente a la mayor de las Antillas. Al resto, bueno, que Dios disponga, pues el Estado no hace mucho. Hace días nomás, la Memoria de la Economía Boliviana 2016 publicó que entre 2007 y 2016 el programa “Bolivia cambia, Evo cumple” financió cuatro veces más emprendimientos deportivos que proyectos de salud.

¿Qué se llama la ‘peli’?

es periodista de La Razón. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia