Columnistas

El malestar de la sociedad

La sociedad en todas partes demuestra sus miedos y enojos mediante su rechazo al sistema político.

La Razón (Edición Impresa) / Horst Grebe López

00:10 / 20 de noviembre de 2016

El panorama internacional ha cambiado radicalmente en lo que corre de este año, confirmando que la economía mundial ha perdido el rumbo y enfrenta una recesión de largo plazo; el conjunto de las instituciones multilaterales se ha tornado irrelevante, y la sociedad en todas partes demuestra sus miedos y enojos mediante su rechazo al sistema político imperante, sea con su abstención electoral o con su preferencia por opciones populistas, o ambas.

Los resultados de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, del referéndum sobre el brexit en Gran Bretaña y del plebiscito sobre el acuerdo con las FARC en Colombia, entre otros, constituyen la expresión clara de una misma tendencia general, consistente en el desacople de las élites, del sistema político y de los medios de comunicación hegemónicos respecto de grupos mayoritarios de la sociedad, que no se sienten representados por dichas instituciones ni por sus políticas.

El estado de ánimo de estos contingentes poblacionales se explica porque efectivamente en las décadas pasadas sus ingresos directos e indirectos no han mejorado, sus condiciones laborales se han precarizado y su horizonte cultural se ha desestabilizado por causas y factores para ellos inaceptables a priori. Mientras la globalización financiera sin gobernanza efectiva ha dado lugar a una creciente concentración de la riqueza y el poder en una pequeña minoría, dichos grupos se sienten amenazados por las olas recientes de migraciones o la competencia de productos importados que ponen en riesgo sus fuentes de trabajo, circunstancias aprovechadas por la propaganda racista y xenófoba de los demagogos populistas y nacionalistas de la extrema derecha.

Salvando las diferencias históricas, demográficas y tecnológicas bastante obvias, el conjunto de estos fenómenos se asemeja de modo preocupante a las condiciones y circunstancias que propiciaron la toma del poder por los fascistas en Alemania, Italia, España y Portugal en el contexto de la gran depresión de los años 30 del siglo pasado, y el subsecuente drama terrible de la guerra mundial y el holocausto, con sus decenas de millones de víctimas.

Sería un equívoco mayúsculo menospreciar ahora el poder destructivo que puede ejercer la emergencia de nacionalismos populistas en el poder, respecto de las instituciones y los valores democráticos, y peor aún si el gobierno de los principales países industrializados cae en manos de caudillos atrabiliarios y prepotentes.

El proceso de globalización iniciado con la caída del muro de Berlín y el subsiguiente derrumbe del socialismo en la URSS y los países de Europa oriental adquirió un enorme impulso con los avances tecnológicos, la proliferación de tratados de libre comercio, el potenciamiento de las empresas transnacionales, la emergencia de China y el desprendimiento del sistema financiero internacional de todo control y regulación. Todo eso culminó en una crisis financiera y fiscal en 2008, que no ha sido superada todavía.

Los nacionalismos étnicos y los populismos autoritarios no son ciertamente la solución a la globalización injusta y asimétrica, y tampoco al malestar de la sociedad. Lo que se requiere, en cambio, se compone de medidas y acciones a varios niveles, empezando por una regulación efectiva del sistema financiero internacional, un plan global de redistribución de ingresos y lucha contra la desigualdad, el cierre de los paraísos fiscales, el cumplimiento de los compromisos internacionales sobre el cambio climático; acompañados, además, de una revitalización de la sociedad civil a nivel global, regional y local, con miras a restablecer la cohesión social mediante la deliberación democrática de instituciones independientes y autónomas, sobre la agenda de las reformas institucionales imprescindibles y de las principales políticas públicas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia