Columnistas

Una mente brillante

La Teoría de los Juegos ha trascendido la economía y ahora es indispensable para otras ciencias

La Razón (Edición Impresa) / Alejandro F. Mercado

01:31 / 06 de junio de 2015

En un trágico accidente automovilístico acaecido el sábado 23 de mayo en New Jersey, falleció el Premio Nobel de Economía John Forbes Nash junto a su esposa, Alicia. El profesor Nash, quien inspiró la película Una mente brillante, obtuvo el Premio Nobel por sus trabajos en la Teoría de los Juegos, específicamente en la solución a los juegos no cooperativos. Aunque anteriormente Von Neumann y Oskar Morgenstern habían encontrado una solución a este tipo de juegos, ésta solamente era válida para juegos de suma cero, por lo que su aplicación era poco relevante. Nash, utilizando un modelo de funciones de reacción óptimas y el teorema matemático del punto fijo, encontró un equilibrio en la cual ninguno de los jugadores se siente tentado a cambiar de estrategia, porque cualquier cambio los conduciría a una reducción de pagos. Esta situación hoy se la conoce como el Equilibrio de Nash.

La Teoría de los Juegos si bien hoy se constituye en un instrumento esencial para estudiar el comportamiento los agentes económicos en los distintos mercados y en los procesos de negociación, su importancia ha trascendido la economía y es indispensable para la biología, la medicina, la antropología y todas las investigaciones donde las unidades de análisis interactúan entre ellas, intercambiando recursos necesarios para alcanzar ciertos fines.

Recientemente un grupo de científicos de la Universidad John Hopkings, con base en algunos algoritmos de la teoría de los juegos, ha desarrollado un método para luchar contra la metástasis en el cáncer. Descubrió que las células cancerígenas desarrollan cierto tipo de juego cooperativo para acumular energía y la aplicación de estos algoritmos de la teoría de los juegos podría determinar cuál es el mejor momento, es decir cuándo las células tumorales están más débiles, para atacarlas y detener la metástasis.

Las células pueden actuar de cuatro maneras: un primer caso es aquel donde son autónomas, es decir que el comportamiento de una de ellas no afecta de ninguna manera al desarrollo de las otras células. El segundo caso es que una de ellas puede dar cierto tipo de recursos, digamos hormonas, para el desarrollo de las otras sin conseguir nada a cambio. Una tercera posibilidad es que alguna célula esté robando un recurso de otras, generando que éstas mueran o queden paralizadas. Y el cuarto caso es cuando las células cooperan mutuamente para su crecimiento. Este juego cooperativo, como se señaló, se presenta en la acumulación de energía, y esta acción de fortalecerse es también su debilidad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia