Columnistas

La muerte de Tania

Muerta Tania, la leyenda se apoderó de su nombre, desfigurando la verdad de su vida y de su muerte

La Razón / Tomás Molina Céspedes

03:17 / 31 de agosto de 2013

La vida de Tania, la única mujer en la guerrilla del Che, se extinguió el 31 de agosto de 1967, cuando cayó en una emboscada al cruzar, junto a su columna guerrillera, las turbulentas aguas del Río Grande, por un vado donde su muerte y la de sus compañeros estaba planificada. La lluvia de balas de los “rangers” bolivianos, apostados en ambas orillas, tiñeron de rojo las revueltas aguas de aquel río cuyo nombre desde entonces es parte del trágico fin de la guerrilla del Che. El cuerpo herido de Tania, perforado por el plomo de dos proyectiles, no pudo ser rescatado de inmediato y fue arrastrado río abajo, mientras los “rangers” pugnaban por rescatar del revoltoso río los cadáveres de los guerrilleros muertos en la emboscada y lograr la captura de dos sobrevivientes de la masacre.

Siete días después de la emboscada, el cadáver de Tania fue encontrado por una patrulla militar, atascado entre dos peñascos del caudaloso río. El 7 de septiembre, un helicóptero recogió sus restos y los trasladó a Vallegrande, lugar donde el mismo día fue enterrada con honores militares en presencia del Gral. Barrientos. Días después, cuando el Presidente fue criticado por esta acción, dijo: “Las Fuerzas Armadas son fuertes, combativas y rigurosas, pero también son humanitarias y saben reconocer la valentía del enemigo”.  

Muerta Tania, la leyenda se apoderó de su nombre, desfigurando la verdad histórica de su vida y de su muerte. A cada uno de sus múltiples pseudónimos: Tamara, Haydée, Martha, Laura, Tania se le adjudicó una historia fantasiosa; se dijo que era una espía soviética encargada de vigilar al Che Guevara; que era su amante; que estaba embarazada a tiempo de su muerte; que el Che, al descubrir su doble juego, la había apartado de su columna y asignado a la fracción de Joaquín, etc.

Pero la leyenda también rodeó su muerte. La revista Confirmado Internacional, dirigida por Hugo Boero Rojo, en un sensacional reportaje la hizo morir en manos de Honorato Rojas, su delator. Según esta versión, Rojas, después de la traición cometida con los guerrilleros, en un acto de catarsis moral buscó a Tania, a quien vio sumergirse en el río en el instante de la emboscada. Rojas, entrevistado por el director de dicha revista, habría dicho: “Corrí río abajo. Pensé que de estar vida se hallaría en la poza del Tigre, dos kilómetros más abajo del Vado... efectivamente Tania estaba allí, tendida en la playa. Me acerqué ¡Vivía! Su corazón latía muy débilmente. Pálida, semidesnuda, desangrada...

Abrió los ojos. En la lejanía me miró y sus ojos empañados y vidriosos posiblemente no me reconocieron. Habló: ‘Amigo’... Otra vez se cerraron sus ojos y su boca seca por la fiebre, sus labios rajados pretendieron articular palabras... Recogí agua del río y mojé sus labios... Comenzó a boquear. Esto era el fin. Por más que hubiera deseado salvarla, ya era tarde. Su cuerpo estaba completamente desangrado y fue la mucha fortaleza física que impidió que su muerte no se hubiera producido muchas horas antes... Cuando comprendí que para Tania ya había terminado la lucha, rápidamente me propuse arrastrarla hasta el monte y allí cavar una sepultura para que el cadáver no sea presa de los buitres... Comencé mi tarea. Necesitaba algunas herramientas. Saqué de la mochila de Tania un cuchillo y empecé a cavar, cuando de pronto una voz autoritaria me detuvo.

Volví la cabeza, el dueño de la voz autoritaria era un oficial. El oficial y más de 20 soldados se acercaron a la muerta y la despojaron de su equipo...”. Así, la leyenda rodeó la muerte de Tania, cuya vida se apagó un día como hoy en las aguas tormentosas del Río Grande, como parte de una epopeya histórica que conmovió al mundo.    

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia