Columnistas

Un mundo en ebullición

Si los vendedores de armas son culpables, EEUU sería el principal responsable de los crímenes en el mundo

La Razón (Edición Impresa) / Rolando Morales Anaya

00:00 / 23 de julio de 2014

Cameron, Hollande y Merkel exigen a Putin acceso libre a la zona donde cayó el avión MH17 de Malasia lanzando amenazas de sanciones, pero no dicen nada sobre los crímenes de Israel en Gaza. Hay lugar a sentir indignación por esa actitud. En primer lugar porque Inglaterra, Francia y Estados Unidos, junto con Rusia y China, conforman el comité permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el que no se ha pronunciado hasta muy tarde por los crímenes de Israel en Palestina. En segundo lugar, porque implícitamente sugieren que el movimiento independista en Donetsk es digitado por Moscú, ignorando la historia y el hecho de que los ucranianos llamados “prorrusos” están resentidos con Putin por el poco apoyo que les presta.

En tercer lugar, porque atribuyen al “vendedor” de armas, en este caso Rusia, el gravísimo acto cometido posiblemente por los rebeldes de Donetsk de derribar un avión civil. Si los vendedores de armas serían los culpables, algo que sería muy bueno aceptar en la consciencia de la humanidad, el principal responsable de los crímenes en el mundo sería Estados Unidos, en particular por proporcionar armas a Israel para matar palestinos o por las muertes en Irak, Afganistán, Yemen, Sudán y también por las provocadas por dementes en su propio país. Pero no serían los únicos. La neutral Suiza es uno de los grandes fabricantes de armas en el mundo. También lo son Austria y Alemania. Francia debería responsabilizarse por las muertes en Ruanda, Malí, África Central por la misma razón.

La antigua Mesopotamia, cuna de la cultura humana, está manchada de sangre. Basado en una gran mentira (la existencia de armas químicas), Occidente, capitaneado por Estados Unidos, Francia e Inglaterra, invadió Irak y asesinó a su presidente. Posteriormente hizo lo mismo en Libia y trató de invadir Siria, lo que no pudo hacer gracias a la intervención de Putin. Esas invasiones y asesinatos desequilibraron Oriente Medio y exasperaron sentimientos religiosos, nacionalistas y de autodefensa, dando lugar al reforzamiento de los movimientos yihadistas y a la conformación del Estado Islámico que defiende posiciones extremas. En Ucrania, la Unión Europea y Estados Unidos ayudaron al derrocamiento del presidente Víctor Yanukóvich, provocando la desestabilización del país y el renacimiento de antiguas reivindicaciones regionales, dando lugar a la separación de Crimea y a la guerra civil en el este, particularmente en Donetsk, provocando miles de muertos.

Mientras ocurren esas cosas horribles, Hollande está de paseo en “sus” antiguas colonias del África. Obama está apabullado por los miles de niños migrantes, Putin y Xi Jimping están en “viaje de negocios” en América Latina. Merkel y Cameron juegan bridge. En otras palabras, ningún país, personalidad política o institución que pudiera intervenir para impedir los asesinatos en Gaza hace algo. Pero no se trata de comportamientos banales, todo hace temer un posible realineamiento de fuerzas de los poderosos en desmedro de los países débiles.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia