Columnistas

Leda y el cisne

Las obras eróticas de la mitología clásica eran populares en la Pompeya del siglo I.

La Razón (Edición Impresa) / Elisabetta Povoledo

23:41 / 13 de diciembre de 2018

El antiguo fresco de Pompeya que representa la escena mitológica de Leda y el cisne estaba bien preservado. Muestra el momento en que Júpiter, convertido en cisne, violó a la reina de Esparta. El tesoro arqueológico, desenterrado semanas atrás en una casa en la vía del Vesubio en Pompeya, fue el hallazgo más reciente en una campaña exhaustiva de excavación para asegurar algunas de las zonas que están más en riesgo en el frágil sitio arqueológico. “Ésta es una de las zonas más críticas de Pompeya”, dijo en un video Massimo Osanna, el director general del sitio. En el video se muestra a un arqueólogo que cepilla con cuidado siglos de tierra del fresco de Leda, que quedó sepultado, junto con el resto de la ciudad, bajo cenizas, lapilli y escombros cuando el Vesubio hizo erupción en el año 79 d. C.

La recuperación de la casa es parte de una intervención a gran escala, conocida como el Gran Proyecto de Pompeya, en el sector Regio V de la ciudad, que comenzó en julio de 2017 con fondos de la Unión Europea. El proyecto incluye la excavación y el aseguramiento de más de 2 kilómetros de tierra que rodean una zona de la antigua ciudad que no se ha excavado. Los restos arqueológicos en este sitio se han visto afectados en años recientes debido a colapsos y derrumbes provocados por fuertes lluvias.

Osanna declaró en una entrevista telefónica que el fresco de Leda simplemente era el más reciente de los muchos hallazgos de la campaña de excavación. “Ha habido descubrimientos extraordinarios”, comentó. En agosto, los arqueólogos también desenterraron en una habitación contigua de la misma casa un fresco del dios de la fertilidad Príapo, con un falo. Las obras eróticas de la mitología clásica eran populares en la Pompeya del siglo I, expresó Osanna, entre ellas el mito griego de Leda, la reina espartana y esposa de Tindáreo. Zeus, en forma de cisne, la sedujo y la violó antes de que ella tuviera sexo con su esposo.

Hay variaciones del mismo mito. Una dice que Helena, a quien se culpa por la guerra de Troya, y los gemelos Cástor y Pólux nacieron de dos huevos concebidos en ese momento. Osanna señaló que la presencia de los frescos de Leda y Príapo en la casa sugería que el propietario, probablemente un esclavo liberado al que le había ido bien, estaba mostrando el poder de su familia. “Son iconografías que le gustaban a esta clase social y política en específico”, manifestó.

Antonio Varone, exdirector de las excavaciones en Pompeya y autor de un libro sobre el arte erótico pompeyano, indicó que el sexo se consideraba un “impulso natural” en la antigüedad, y que, en muchos casos, los propietarios de las casas “buscaban entretener a sus invitados” mientras presumían su erudición. “Estas escenas no eran escandalosas; incluso podemos encontrar otras más obscenas” en otros sitios, explicó.

Este año, las excavaciones en la vía del Vesubio incluyeron las de dos casas “con extraordinarios mosaicos y frescos”. Se encontraron esqueletos en una vivienda, así como una inscripción en carboncillo grabada en un muro; los funcionarios de Pompeya señalaron que respaldaban la teoría de que el Vesubio hizo erupción en octubre y no en agosto, como dice la tradición. La inscripción se encontró en una habitación que se había estado remodelando y muestra una fecha correspondiente al 17 de octubre. Los funcionarios de Pompeya sugirieron en un comunicado de prensa que la inscripción data “de una semana antes de la gran catástrofe”.

Los arqueólogos también encontraron este año el esqueleto de un hombre que en un principio se creyó que había sido aplastado por una roca mientras intentaba escapar, aunque los hallazgos posteriores ponen en duda esa teoría. Las excavaciones continuarán hasta la primavera, mientras que el resto de 2019 se dedicará a asegurar las áreas que se han desenterrado para que sean accesibles al público, comentó Osanna. Por lo menos 22 hectáreas de la ciudad antigua siguen bajo tierra. “Podríamos excavar durante años, décadas, incluso siglos, pero preferimos dejárselo a las próximas generaciones”, expuso.

* Periodista canadiense, corresponsal del New York Times en Italia. © The New York Times 2018.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia