Columnistas

El ojo mecánico

Desde sus inicios, el cine supo aprovechar a la ciudad como gran espacio escé-nico y dramaturgo.

La Razón / Patricia Vargas

04:43 / 08 de marzo de 2012

Desde su nacimiento, el cine ha demostrado que es urbano por excelencia. Por tanto, desde su inicio supo aprovechar a la ciudad como gran espacio escénico, pero también dramaturgo. Las diferentes historias han escenificado acontecimientos y siguen haciéndolo en una diversidad de espacios públicos, los cuales colaboraron en el logro de resultados de teatralización de la vida cotidiana. Ello sin olvidar que en algunos casos ese continuo movimiento sirvió sólo de contexto secundario en muchas películas.

Estudiosos del tema afirman que la cámara logró convertirse en el mejor inspector de épocas. Empero, independientemente de ello, también ayudó a mostrar la grandiosidad de algunas ciudades, cuya vivencia diaria —en muchos casos apabullante—legó imágenes del vivir vertiginoso de sus sociedades, en distintos tiempos. Hoy, sin embargo, para beneficio de ellas, se convirtieron en remembranza y fuente documental para su análisis.

Uno de los primeros ejemplos que colabora en aclarar aquello es el film mudo Berlín, sinfonía de la ciudad, estrenado en 1927. Si bien el ritmo citadino aparentemente es demasiado moderno para su tiempo, la urbe en sí expresa su verdadera dimensión; por ejemplo, en su vitalidad diaria o en su caso en el transporte público, que estuvo conformado por una diversidad de medios y tipos de motorizados. Con todo ello, Berlín se muestra como una bella ciudad desde ese entonces.

La Paz ha invitado a muchas películas a pensarla y posiblemente a sus directores a inspirar sus argumentos en diversos lugares, los cuales resaltaron el sentido que deseaban transmitir. Otra cinta como Chuquiago logra, a través de las diferentes tipologías de espacios, expresar las realidades socioeconómicas de sus historias.

En cambio otros films, como American Visa, si bien utilizan la escenografía de ciertos lugares de esta ciudad, exponen particularmente la fuerza del espacio público del centro urbano. En las primeras imágenes de ese film se puede apreciar la fragmentación del espacio de las calles y la diversidad multiplicada de sus funciones. El baile del Gran Poder (al medio de esas escenas) repercute en su carácter escenográfico y le da un toque estético con los cuerpos danzando. Todo ello en medio del retumbante ruido de la urbe.

La cinematografía ha creado múltiples ciudades imaginarias, desde las digitales, las desérticas, las progresistas hasta aquellas donde la oscuridad se muestra como posible realidad del futuro de las mismas.

No cabe duda de que la complejidad de las urbes fue bien aprovechada por el ojo mecánico. Empero, en sus imágenes se privilegia el tiempo sobre el espacio, hasta el punto de hacer desaparecer —en algún ejemplo— cualquier aspecto aparentemente irrelevante en beneficio del contenido de sus historias.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia