Columnistas

Los olvidados

Mientras el abuso  de los choferes sigue, algunas obras de la Alcaldía alteña duran tres semanas

La Razón / La columna sindical - Jorge Quispe

00:00 / 08 de abril de 2012

El lunes, los vecinos de la zona de Alto Lima, en el Distrito 6 de El Alto, salieron a bloquear las calles del sector en protesta por la elevación de los pasajes en el transporte público de Bs 1 a Bs 1,50.

La plaza Ballivián, donde al menos unos tres vecinos murieron durante la Guerra del Gas en 2003, amaneció cerrada a la circulación. Yo vivo por la zona y para quienes debemos bajar a La Paz diariamente nuestra protesta estaba plenamente justificada, porque es la única manera que tenemos para hacernos oír ante el olvido al que nos condenó la Alcaldía, en la que hace dos semanas elevaron los sueldos entre 5 y 10%. Sólo algunos medios informaron sobre el hecho. Al finalizar la tarde, la circulación volvió a la normalidad, al igual que el abuso de los choferes que aún dividen por tramos el trayecto global.

Para que tengan una idea, un ciudadano alteño gasta al menos Bs 6 para bajar a la urbe paceña en este orden: un boliviano de la avenida Adrián Castillo hasta la plaza Ballivián, otro boliviano hasta la Ceja y Bs 2,50 hasta la Pérez Velasco, que se suman a los Bs 1,50 necesarios para ir su hasta su fuente de trabajo. La vuelta es de otros Bs 6. Gastar Bs 12 por día para una de las urbes más pobres del país es mucho.  

¿Por qué hago referencia a la plaza Ballivián?, porque desde estas mismas páginas denunciamos en 2010, cómo la Subalcaldía de la zona poco o nada hizo sobre el vergonzoso monumento a la Mujer Revolucionaria de El Alto, que en realidad tiene facciones varoniles y no de una fémina.  El monumento que se edificó hace unos cuatro años sigue igual, y el niño que acompaña a la Mujer aún tiene los brazos desproporcionados.

Para colmo de males, uno de los sectores de la avenida Tiwanaku, que da acceso a la plaza, está totalmente destruido y los adoquines fueron amontonados. La obra había sido inaugurada en enero.

La cuadra de unos 80 metros fue reconstruida por lo menos tres veces en los últimos diez años. ¿Culpa la tienen los vecinos? No.  Los pobladores apuntan sus dardos a la Alcaldía, en la que todo cambia y nada cambia al final, porque mientras La Paz y El Alto soportaban en enero días lluviosos, algunos obreros ediles estaban afanados en terminar la obra. “Un niño se da cuenta que no se puede construir en época de lluvias”, dijo más de un vecino por la zona, pero los obreros de la Alcaldía se empeñaron en acabar su trabajo.

La refacción apenas duró tres semanas. Esos 80 metros están devastados otra vez, sacaron los adoquines, no circula el transporte público, hay aguas estancadas, una cañería de EPSAS se rompió en febrero y ahora habrá que esperar quizás otros diez años.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia